Luego que quedaran en libertad dos de los cinco jóvenes del grupo acusado de violar de manera grupal a una adolescente de 14 años en el camping El Durazno, de la ciudad balnearia de Miramar, la fiscal María Florencia Salas pidió este miércoles la prisión preventiva de los otros tres detenidos por el conmocionante episodio, ocurrido en Año Nuevo. El pedido de la funcionaria deberá ahora ser resuelto por el juez de Garantías Saúl Errandonea, e implica a Tomás J., de 23 años, Lucas P. (21), y Juan Villalba (23).
Los liberados hace unos días habían sido Emanuel D. (23) y de Roberto C. (21) quienes también estuvieron inicialmente sospechados del ataque sexual, aunque no fueron reconocidos por la menor en sus declaraciones en cámara Gesell, por lo que el juez Errandonea dispuso sus excarcelaciones.
En esas mismas declaraciones, los otros tres jóvenes si fueron identificados por la joven, situación en la que se apoya justamente el pedido de prisión preventiva hecho este miércoles por la fiscal Salas.
Mientras tanto, se aguardan los resultados de los análisis de ADN y toxicológicos, estudios que se vieron demorados en enero, pero que pueden resultar de enorme relevancia para el avance de la causa, ya que pueden incriminar o exculpar a algunos miembros del grupo. Justamente por ese detalle, el de los estudios demorados, es que Emanuel D. y Roberto C. fueron liberados pero no sobreseídos.