El miércoles por la mañana, el intendente de Puerto Madryn, Ricardo Sastre, y el gobernador Mariano Arcioni encabezaron el acto de reinauguración del emblemático Hogar de Día “Nuestras Raíces”, a partir de una inversión municipal que superó los 2 millones de pesos, pudo volver a abrir sus puertas en un formato totalmente renovado.
Participaron del encuentro autoridades del gabinete municipal y del provincial, así como también concejales y referentes de organizaciones de la sociedad civil.
Se trata de una inversión cercana a los 2.300.000 pesos realizada íntegramente desde las arcas municipales, a la cual se le suman poco más de 350 mil pesos gestionados ante un organismo nacional para, a través de un convenio, adquirir el mobiliario del lugar.
Luego del acto, Sastre y Arcioni realizaron un recorrido por el barrio Ruca Hué, también conocido como las “630 Viviendas”, y posteriormente realizaron la transferencia a la Municipalidad de unas ocho “viviendas de medio camino” financiadas por el Gobierno Provincial y destinadas a la atención de problemáticas de Salud Mental, adicciones y víctimas de violencia de género.

Más accesibilidad

En diálogo con El Diario, el subsecretario de Atención Primaria de la Salud del Municipio, Leandro Díaz Alderete, sostuvo que “el espacio se reinaugura, se trata de un final de obra; abriremos las puertas el 1 de febrero con los abuelos que ya estaban alojados, y para las correctas admisiones de abuelos que estén en condiciones de ingresar al Hogar” y explicó que “el Hogar ya tiene 28 años, y siempre fue inquietante el tema de la accesibilidad a los baños del mismo; cuando se formó el edificio, era otra estructura, para abuelos mucho más activos, y por suerte pudimos llevar a cabo varias acciones”.

Gestiones locales y ante Nación

Sobre esta línea, el funcionario de Salud municipal comentó que “gestionamos ante la Dirección Nacional de Adultos Mayores (DINAPAM), que está dentro de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (SENAF), un pequeño convenio a partir de un proyecto, por lo que pudieron bajar 359 mil pesos; puntualmente, para lo que es el mobiliario, y a raíz de ello surgieron un montón de otras inquietudes y pudimos llevar adelante esta refacción o remodelación que se hizo”.
También, puso en valor que “hay que poner en valor el sistema de calefacción que se cambió; el que es por caldera, radiadores y agua caliente es otra calidad de calor para aquellas personas más propensas a contraer infecciones respiratorias, es envolvente, teniendo en cuenta que hay muchos abuelos e internos que no tienen estabilidad y tal vez tropiezan, se caen sobre los caloramas, pero en este caso no correrán ese riesgo”.

Gas, baños adaptados y lavadero

Por otro lado, Díaz Alderete precisó que “se hizo toda la instalación nueva de gas, de cloacas y, por supuesto, cuatro baños adaptados con el baño del personal, y un lavadero; los abuelos viven acá, este es su hogar” y agregó que “en este momento hay doce abuelos, pero los tenemos en el otro hogar; de a poco los vamos a ir mudando para que puedan regresar y amoldarse nuevamente, no hay cambios tan visibles, pero sí son notorios, por lo que hay que estar con ellos durante su tiempo de adaptación”.
También, recordó que “estarán abiertas las puertas a aquellas inquietudes de los abuelos que reúnan las condiciones; hay requisitos mínimos para su admisión”.

“El Municipio afrontó los aumentos”

Otro aspecto al que Díaz Alderete hizo referencia fue el tiempo que llevó la puesta a punto y renovación del Hogar de Día, así como también el efecto de la inflación, que obligó a replantear varias veces las obras: “El convenio con la DINAPAM lo gestionamos en 2017, en diciembre de ese año, por la devaluación del peso con respecto al dólar nadie quería cotizar, no se podía hacer una compra correcta, por lo que se licuaron algunas cuestiones de presupuesto y, por supuesto, el Municipio las afrontó”.

Municipalidad de Puerto Madryn