La Municipalidad de Rawson repudió ayer el robo de elementos y los graves daños materiales contra una de las casetas de guardavidas ubicadas en el puesto 15, del sector 3, de Playa Unión. El episodio, ocurrido el último sábado a las 5 de la madrugada, fue protagonizado por varios jóvenes. “Lamentablemente sucede todos los años, hacemos un gran esfuerzo por mantener el orden en la costa, instamos a que el vecino tenga responsabilidad y conciencia social” para colaborar con el cuidado del espacio, dijo la secretaria de Turismo, Cultura y Deportes del Municipio capitalino, Lorena Marín.
En la denuncia policial consta que la caseta fue violentada en dos oportunidades. En la primera, un grupo de jóvenes provocó daños en la estructura, dejando el lugar vulnerable. Ya en la segunda acción, otras personas robaron elementos y destrozaron casi por completo el sitio asignado para la comodidad de los servidores públicos.
Un integrante del cuerpo estable de guardavidas, que cumplía funciones en otro lugar, observó el episodio y avisó inmediatamente a la policía, que llegó cuando el hecho ya estaba consumado. En la caseta, además del robo de elementos, dañaron vidrios, ventanas, y otras estructuras.
“Hacemos un gran esfuerzo por mantener el orden en la costa. No sólo buscamos prevenir estos tristes episodios, queremos evitar además algunas acciones humanas como el arrojo de desperdicios de pescado, que ya sucedió en el puesto 1, a escasos metros de los cestos de basura que instaló la Municipalidad. Los espacios verdes debemos cuidarlos entre todos, y si bien es responsabilidad del Estado mantener la limpieza en los lugares públicos, la gente tiene que tener responsabilidad y conciencia social para el cuidado del medio ambiente”, refirió Marín.
Por su parte, el jefe del Cuerpo Estable de Guardavidas, Leandro Peña, graficó que “tristemente es normal que rompan las casetas durante la temporada. Nos estamos acostumbrando a algo que no tiene que pasar, pero sucede. Es mucha la indignación”.