Los domicilios afectados por el accionar de un verdadero grupo comando de ladrones serían un total de ocho, que están ubicados en el segundo piso, el sexto y el séptimo. En uno de los departamentos vive el gerente de la concesionaria Fiat de la ciudad petrolera, a quien le llevaron dos cajas fuertes con 40 mil dólares, 200 mil pesos argentinos, y varios cheques por un valor total de 400 mil pesos.