El intendente de Puerto Madryn, Ricardo Sastre, se refirió a la quita de beneficios nacionales para la zona y expresó que “lo que reclamamos es de público conocimiento”, sumando a ello que “alguien tiene que decir las cosas y yo soy el responsable político de mi ciudad y tengo que hablar de lo que significa para los patagónicos la quita de la tarifa diferenciada del combustible, la quita del subsidio al gas, el aumento impresionante que ha tenido Cammesa, la quita al subsidio del transporte público y la quita de los reembolsos por puertos patagónicos”.
En la misma línea, se pronunció respecto de la reunión mantenida en Rawson junto a autoridades de su gabinete con el subsecretario de Coordinación Financiera, Luis Tarrío, el ministro de Gobierno, Federico Massoni, en la que se analizó declarar la Emergencia en el Transporte a nivel provincial, con la posterior adhesión del Municipio a través del Concejo Deliberante en una Sesión Especial; para esto último, por estos días ediles del oficialismo buscan consenso en el Palacio Legislativo, que se encuentra en período de receso hasta febrero, para garantizar que se realice una eventual Sesión dedicada de manera exclusiva al tratamiento de la Emergencia de Transporte, o bien de la adhesión a la misma.

La empresa acordó esperar un mes

Esto último, consignó el Jefe Municipal, “puede liberar las tarifas”, aunque advirtió que “nosotros vamos a seguir haciendo las gestiones para que el Gobierno Provincial pueda ayudar a los municipios a paliar esta situación”.
De este modo, trascendió lo que luego confirmaría el secretario de Gobierno, Martín Ebene, respecto de un posible incremento del subsidio provincial, sin llegar a hacerse cargo en un cien por cien del total que hasta julio de 2018 era enviado desde las arcas nacionales.
Por otro lado, Sastre comentó que dialogó con el titular de la empresa Ceferino del Sur, Fabricio Balogh, a quien pidió un “impasse” durante el mes de enero para analizar las acciones a tomar para evitar una suba del boleto de colectivo.
En este orden, manifestó que “no va a haber inconvenientes este mes, pero no podemos dejar de darle respuestas a la empresa porque funciona a partir de sus ingresos y al dejar de percibir seis millones de pesos por mes, se va a ver afectada en el corto plazo”.

Podrían achicar recorridos

Por su parte, Ebene, confirmó a través de medios radiales que, a partir de una reunión con autoridades provinciales celebrada en Rawson, el Gobierno Provincial se comprometió a “hacer un esfuerzo” para incrementar el aporte de subsidios al transporte urbano de pasajeros en Madryn, y de este modo morigerar el impacto que la quita de subsidios nacionales podría tener en el precio del pasaje de colectivo.
Sin embargo, el funcionario no descartó que se modifiquen frecuencias y recorridos en algunas de las seis líneas que actualmente funcionan bajo la órbita de la empresa concesionaria, Ceferino del Sur;
Al mismo tiempo, Ebene reconoció en diálogo con la prensa que sería “difícil” incrementar el subsidio municipal, aunque planteó una inevitable suba del precio del boleto, remarcando que con el acompañamiento de fondos provinciales y las eventuales modificaciones en frecuencias y recorridos de algunos de los 45 colectivos de la empresa, ello permitiría que “no suba tanto el valor del boleto”.

Sin compensaciones

Actualmente, la misma recibe unos 4.500.000 pesos en carácter de subsidio municipal, y unos 300 mil pesos de las arcas provinciales.
Además, se conoció que las empresas de transporte pasaron de pagar nueve pesos el litro de gasoil a 40 pesos, lo cual triplicó el costo para dicho ítem; hasta julio del año pasado, Madryn recibió poco más de 2 millones de pesos mensuales desde la cartera de Transporte de la Nación en concepto de compensación tarifaria, mientras que un monto de entre 500 mil y 700 mil pesos por mes también era enviado para compensar el costo del gasoil, beneficios que finalmente se dejaron de percibir hace aproximadamente seis meses.

Municipalidad de Puerto Madryn