El intendente de Trelew, Adrián Maderna, resolvió declarar la emergencia laboral textil en la ciudad, en virtud de “la grave situación que padecen las empresas del Parque Industrial dedicadas a dicha actividad, en cuanto al mantenimiento de su producción y de su personal, así como también en referencia al pago de los servicios básicos necesarios para su funcionamiento”, según detalle el texto de la resolución. Los sindicatos SETIA y AOT advierten que por los tarifazos en los servicios hay 900 trabajadores del Parque Industrial en riesgo
La declaración de la Emergencia Laboral Textil tendrá una vigencia de 180 días corridos que podrá ser prorrogada por el Concejo Deliberante por el mismo plazo si las condiciones del sector no mejoran.
La posibilidad de declarar la emergencia laboral textil había sido tratada el jueves en una reunión realizada en el Museo Municipal de Artes Visuales, con la participación de la Asociación de Obreros Textiles y el Sindicato de Empleados Textiles de la Industria y Afines; empresarios del sector y funcionarios provinciales, encabezados por el ministro Coordinador de Gabinete, Marcial Paz.
En sus considerandos el texto de la resolución alega que la crítica situación del sector textil en Trelew está “motivada por las políticas públicas implementadas por el gobierno nacional y la falta de respuestas ante reiteradas gestiones que se han llevado y se siguen llevando adelante por parte de la dirigencia política y textil de nuestra ciudad”.

Golpeados por la recesión

“A la retracción del mercado interno y recesión económica se suman el aumento de los servicios y una alta carga impositiva, la apertura de importación de productos textiles y los altos costos logísticos que concluyen en el agravamiento de la situación”, llevando incluso a las empresas a la “imposibilidad de cumplir en tiempo y forma con sus obligaciones, tanto laborales como de servicios e impositivas”, agrega.
También considera que “en nuestro parque industrial se han perdido más de doscientos puestos de trabajo sólo en estos últimos tres años y existen riesgos de perder hasta novecientos”.
La Carta Orgánica Municipal en su artículo 28.21 establece que “es un deber y atribución” del Intendente tomar este tipo de decisiones “ad-referendum del Concejo Deiberante”, que deberá, sin embargo, ratificar la medida una vez que reinicie su periodo de sesiones.

Frenan cortes de energía

El ministro coordinador de Gabinete, Marcial Paz, dio detalles de la reunión que mantuvieron junto al ministro de Producción, Hernán Alonso; con el intendente de Trelew, Adrián Maderna; concejales, representantes sindicales y de la Cooperativa; en la cual abordaron los aumentos tarifarios dispuestos por el Gobierno nacional y su impacto al sector textil local.
Paz, indicó que se abordó “un tema radical y grave que atraviesa el parque textil de Trelew, el cual ya viene con una situación muy delicada”. Se trata de “los fuertes incrementos en el sistema energético está haciendo perecer y peligrar la continuidad de la industrialización y el trabajo textil”, manifestó.
Reconoció que “hay una profunda preocupación con el cumplimiento de pago a la Cooperativa, con el riesgo que se paralicen todas las actividades del parque, lo que conllevaría un impacto social muy delicado”.
Por ello, “avanzamos en el no al corte del servicio”, ya que “no podemos permitirnos ninguno de nosotros tironear en forma insolidaria sobre una situación tan delicada”, al tiempo que cuantificó que entre 500 y 600 trabajadores “que quedarían en incertidumbre total”, si se paraliza el parque industrial.
Por este motivo, el ministro Paz sostuvo que “más allá de la cuestión económica, de un compromiso de un privado sobre otro; esto conlleva un problema social. Atrás hay trabajadores y atrás una familia”.

El lunes cuantifican la deuda

Adelantó que “desde el Gobierno veremos cómo podemos generar una solución coyuntural a esta grave situación”. En este sentido, dejó trascender que “hemos llegado a una idea y que se va a estar analizando de declarar la Emergencia Ocupacional en el Parque Textil y la Emergencia Empresaria de la Producción y el Empleo en las plantas fabriles de Trelew en virtud a esta situación específica”.
Finalmente, indicó que el lunes habrá una nueva reunión en Rawson donde se avanzará en “cuantificar cual es la deuda que tienen (las empresas) con la Cooperativa, para comenzar un camino de respuesta concreta de pago”.
Hasta tanto, “hemos pedido a la prestataria que suspenda los cortes”, por el impacto social que conllevaría, reconociendo que “sabemos que requiere de ese dinero para funcionar”.

La industria textil tiene parada el 60% de su capacidad instalada

El mes de noviembre manifestó la alarmante situación que está atravesando la industria en nuestro país, ya que el indicador publicado por el propio Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), a través del informe Utilización de la Capacidad Instalada en la Industria (UCII), registró su séptimo mes consecutivo de deterioro en la comparación interanual. Puntualmente, se trata de una seguidilla de contracción del empleo de recursos que empezó en mayo del año pasado, con el primer golpe que dio la crisis provocada por el rojo de cuenta corriente externa.
Si bien el promedio general de máquinas sin funcionar que hay en la industria argentina es del 63,3% hay algunos rubros que se encuentran en una realidad peor, y en algunos casos tienen un funcionamiento por debajo de la mitad de su capacidad total.
El rubro donde la situación es más preocupante es el textil, situación que golpea directamente a Chubut, teniendo en cuenta que es una de las industrias principales en la provincia. Puntualmente, en este caso la utilización del total de las máquinas alcanza sólo al 43,9%, lo que quiere decir que casi seis de cada 10 elementos de trabajo que hay en este tipo de industrias están sin funcionar.
Vale recordar que según datos relevados por diversas organizaciones sindicales que nuclean a dicha industria, se estima que en el último año y medio unos 10 mil empleados de la actividad perdieron su trabajo. Puntualmente en Chubut se vivió hace poco más de un mes una situación que hace referencia a esta preocupante situación: el cierre de Sedamil. Lo que sucedió fue que a fines de noviembre del año pasado la empresa cerró la hilandería que trabajaba en la localidad de Trelew. Asimismo, si bien desde la firma les comunicaron inmediatamente la decisión a los trabajadores, todavía se está negociando para llegar a un acuerdo sobre la desvinculación de los más de 100 empleados.

Municipalidad de Trelew