El secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, dijo que estudia “sanciones adicionales” contra el chavismo, con lo que hizo frente a las quejas de China y Rusia por las medidas anunciadas el lunes contra PDVSA. “Siempre consideramos sanciones adicionales para asegurarnos que se protejan los activos del país para el pueblo venezolano”, afirmó a la cadena Fox.
En tanto, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Geng Shuang, dijo ayer que “las sanciones conducirán al deterioro de las condiciones de vida de las personas”, agregó Geng en una conferencia de prensa en París. En referencia a Estados Unidos, observó que “deben ser responsables de las graves consecuencias de esto”.
China ha prestado más de 50.000 millones de dólares a Venezuela a cambio de petróleo. Rusia, por su parte, calificó de “ilegales” las medidas y acusó a Washington de “injerencia”. El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, afirmó que “vamos a defender nuestros intereses en el marco del derecho internacional”.
Rusia ha invertido miles de millones de dólares en hidrocarburos y en armas en Venezuela.
El canciller ruso, Serguéi Lavrov, afirmó, por su parte, que Moscú, “junto a otros miembros responsables de la comunidad internacional, hará lo que esté en su poder para apoyar al Gobierno legítimo del presidente Nicolás Maduro”.