Elisa Carrió, generala de Cambiemos, y Leopoldo Moreau, ahora el primer “cristinista”, fueron sorteados como diputados suplentes, para enjuiciar magistrados, en los procesos que disponga el Consejo de la Magistratura desde el 1° de marzo. Según el sistema actual, el Consejo hace la acusación y un jurado hace el juicio. Dicen que ya habría ´cadenas de oración´ para que actúen estos suplentes, dos radicales disidentes de primera magnitud, que podrían llegar a protagonizar debates de mayor interés que los de la mismísima campaña electoral, afirma el analista Zuleta Puceiro.