La ciudad del Golfo produce, según cifras oficiales, unas 900 toneladas de basura promedio por mes, de las cuales se recicla “entre un 4 y un 7 por ciento”, mientras que el resto es utilizado como relleno sanitario en el predio del Girsu, ubicado sobre la Ruta Nacional 3.
Concretamente, de los 900 mil kilos de residuos que se producen en Madryn mensualmente, se llega a reciclar un total de 9 a 15 mil kilos, según lo referido por el Secretario de Ecología y Protección Ambiental del Municipio, Facundo Ursino.
El material reciclado también se comercializa desde el Girsu, donde “hay distintos compradores”, según precisó, a la vez que destacó el acompañamiento de la comunidad en la tarea de separar la basura orgánica de la denominada “seca” o reciclable, es decir, no orgánica.
En el término de un año, se pasó de procesar un total de 45 toneladas de basura por mes a la cifra de 90 toneladas, algo que el funcionario municipal relacionó con el mejoramiento en el trabajo dentro de la planta, así como también al “cambio de cultura” por parte de los vecinos que, ahora estarían separando de manera más frecuente los residuos que generan en sus domicilios.
El Consorcio Público Intermunicipal de Gestión de Residuos Sólidos Urbanos (Girsu), de carácter no estatal, fue creado por ley para el mantenimiento de las plantas de tratamiento de residuos de los municipios que integran la región Virch-Valdés; actualmente está presidido por el intendente de Puerto Madryn, Ricardo Sastre, también representante por la ciudad del Golfo dentro del consorcio, con Ursino en carácter de suplente.
Participan de la misma estructura los municipios de Dolavon, Rawson, Gaiman y Trelew, representados por sus respectivos jefes comunales.

Cuánto se recicla

En este sentido, el titular de Ecología comentó, en diálogo con LU17, que “lo que es reciclable siempre es mucho menos”, en relación a las toneladas de residuos que son enviadas al Girsu cada mes, a la vez que sostuvo que “es difícil cuantificar en volumen, ya que cuando los camiones sacan el residuo, el mismo va compactado”.
A ello, agregó que “el volumen, que sería la forma más adecuada de entender cuánto estamos llevando de residuos, cuánto es lo de seco y cuánto lo de húmedo, lo tenemos cuantificado en toneladas; es, más o menos, el 10 por ciento que se está separando ahora, aunque estimamos que estamos entre el 4 y el 7 por ciento de reciclables”.
Además, estimó “unas 900 toneladas al mes de residuos” que son producidos dentro de Puerto Madryn.

Los vecinos separan más la basura

Esto último “es un número importante”, reconoció, aclarando que “también, tenemos una ciudad muy grande, con unos 100 mil habitantes y más también, y el residuo es algo que no se va a desaprovechar, lo que hay que ver es la forma de trabajarlo”.
El porcentaje de basura que se recicla, entre el cuatro y el siete por ciento, “son los números normales”, sostuvo Ursino, aclarando que “una condición óptima sería llegar al 10 por ciento, aproximadamente” de residuos reciclados.
Además, el titular de la SEPA expuso que, en el término de un año, se duplicó el material reciclado recuperado de los residuos cotidianos: “En la separación que se está haciendo, venimos cada vez mejor. En la planta (del Girsu) se está generando más separación, lo cual tiene que ver con un trabajo realizado tanto desde la planta como desde la ciudad, algo importante y a destacar, además de agradecerle a los vecinos que están apostando a esto”, sostuvo.

Comercializan los “reciclados”

Al mismo tiempo, puso en relieve que “en el término de un año de ir actualizando los números, se duplicó la cantidad de kilos separados por mes; hablábamos de 45 mil kilos, pasando a 90 mil kilos para enero de este año” de residuos reutilizables, entre ellos plásticos.
El consorcio Girsu, explicó Ursino, “tiene distintos compradores, donde dependiendo del material y lo que paguen, se va viendo cuándo y qué se va vendiendo”.
Un dato no menor es que la ganancia generada por la venta de los residuos reciclados, si bien es absorbida por el consorcio, en el caso de los municipios que generan una ganancia en dicho ítem, suelen recibir un beneficio económico en la Tasa Girsu, abonada por los vecinos.
Esto quiere decir que, en caso de que la comunidad comience a incrementar la separación de residuos, ello debería verse reflejado en una baja de la Tasa, lo cual actualmente no se registra debido a que solamente se logra reciclar menos del diez por ciento, cifra que desde el Girsu apuntan a incrementar a partir de varias tareas, entre ellas la concientización.

Municipalidad de Puerto Madryn