En Argentina existen más de 1.000 institutos de formación terciaria para docentes, pero en otros países, la docencia es una carrera universitaria. Cuáles son las herramientas actuales para incrementar los estándares y por qué algunas de ellas son un “paso obligado” para los educadores.

En el marco de la continua capacitación que exige el ámbito educativo actual a sus docentes, este año ya se lanzó la primera edición de los denominados “cursos autoasistidos” para docentes de todos los niveles y todas las modalidades del país. La inscripción ya se encuentra disponible desde el pasado 15 de febrero hasta el 3 de marzo, y la cursada comenzará el 8 de marzo, finalizando un mes después.
Una de las problemáticas que enfrenta la educación argentina es nada menos que el bajo rendimiento escolar registrado en los últimos años; no obstante, la antesala de dicho escenario también se encuentra ligada a que muchos docentes carecen de formación específica en algunas áreas, entre ellas la pedagogía y la gestión y planificación de proyectos, variables exigidas por un alumnado atravesado por la velocidad de la tecnología y la información.
La modalidad de los cursos autoasistidos permite a los docentes inscriptos organizar su cursada según sus tiempos y espacios.
Impulsada por la cartera educativa de la Nación, la propuesta prevé el autoaprendizaje guiado a través de consignas para la organización de la lectura y la visualización de los materiales de estudio y la autoevaluación.
Los cursos pueden ser accedidos a través de la página oficial de Educación [https://bit.ly/2XcQOv2].

En este contexto, el factor determinante que muchos especialistas señalan es que, hoy en Argentina, existen más de 1.000 centros de formación terciaria para docentes, mientras que en otros países, la docencia es una carrera universitaria.
En algunos países con realidades diametralmente opuestas, como Corea del Sur, Ecuador y Finlandia, solamente pueden acceder a convertirse en profesores aquellos primeros promedios en el nivel secundario; si bien ello no debería constituirse como un ítem excluyente para el acceso a la docencia, lo cierto es que en algunos esquemas educativos por fuera de Argentina, los estándares y las exigencias resultan bien distintas a las actuales.

Planificación de proyectos digitales

Impulsado por la Dirección Nacional de Innovación Educativa, el objetivo general del curso es proporcionar a los docentes orientaciones pedagógicas para planificar con TIC y promover el desarrollo de las competencias digitales. Los contenidos establecen un recorrido que va desde aspectos generales a otros más particulares y concretos de la práctica como docente.
Atentos a las nuevas formas de enseñar y aprender, los materiales de estudio responden a objetivos de aprendizaje específicos y que por su corta duración, pueden ser leídos y visualizados en cualquier momento y lugar, permitiendo realizar un proceso de formación ágil y gradual.

Programar robots con “mBlock”

Se trata de un recorrido para conocer los fundamentos de la Robótica Educativa, el Pensamiento Computacional y su aplicación como recurso educativo en los proyectos y en las actividades escolares. Muestra las posibilidades de poner en contacto nuestro mundo, el mundo físico, con el mundo virtual de las máquinas y los dispositivos a partir de la computación física.
Entre sus objetivos están la promoción de la reflexión acerca de la interpretación de entornos gráficos (con traducción a lenguaje textual) como mBlock para proponer la resolución de problemas a través de la programación de objetos robóticos, así como el trabajo colaborativo para llevar a cabo los desafíos propuestos. Se abordarán conceptos eje, como la alfabetización digital, el pensamiento computacional y la computación física, para propiciar momentos en los que la cultura digital permita revisar las prácticas escolares, diseñar nuevas estrategias y formas de trabajo innovadoras.

Educación Digital y Programación

En aras de promover la integración de la comunidad educativa en la cultura digital, busca favorecer la innovación pedagógica, la calidad educativa y la inclusión socioeducativa. El objetivo es que todos los estudiantes adquieran las habilidades necesarias para desenvolverse en el mundo actual y en la sociedad del futuro. La premisa del curso es presentar los principales aspectos y desafíos de la educación digital y establecer así el punto de partida conceptual para la mejora y renovación de las prácticas pedagógicas en las escuelas de todo el país. Propone un recorrido teórico-reflexivo por las nociones fundamentales de la educación digital (alfabetización digital, tecnologías digitales, ciberespacio, competencias, innovación pedagógica, entre otras), a la vez que ilustra muchos de estos conceptos con ejemplos y actividades que ponen en marcha la integración de la práctica docente a la cultura digital.

Programar celulares con APP Inventor

Esta capacitación prevé aprender programación en celulares con la aplicación App Inventor, a partir de cuatro objetivos puntuales: “introducir los conceptos fundamentales de la programación de celulares y su aplicación en el ámbito escolar”; “utilizar y conocer las diferentes opciones y posibilidades de utilización de sensores y la cámara”; “poder realizar rutinas de programación que le permitan al participante interactuar con la aplicación” y “familiarizarse con el funcionamiento de la herramienta”.

Gestionar el Aula Digital Móvil

La denominada “ADM” es utilizada en una gran cantidad de escuelas en todo el país, donde los docentes suelen subir contenidos, resultados de evaluaciones y trabajos prácticos.
El fin de este curso es fomentar el uso del Aula Digital Móvil en las escuelas, “para favorecer el aprendizaje de competencias de educación digital entre los alumnos”.
De la mano de esta capacitación también está la orientada al Diseño y la Gestión de Aulas Virtuales, que propone el aprendizaje, el diseño y la gestión de clases virtuales “en el marco de la cultura digital e identificar estrategias para la gestión del aula virtual”.

Tutorías virtuales

Otro aspecto innovador que varios establecimientos a lo largo y ancho del territorio argentino han comenzado a implementar: este curso promueve el conocimiento del rol y las funciones del tutor virtual, “persiguiendo el objetivo de formar tutores fortaleciendo el desarrollo de competencias necesarias para implementar buenas estrategias para acompañar el proceso de aprendizaje en entornos virtuales de enseñanza y aprendizaje”.

Aprender “conectados”

Otra de las variantes de capacitación para docentes es el taller virtual de “Pensamiento computacional e introducción a la programación con Scratch”, enmarcado dentro del Plan Aprender Conectados, donde se entiende que “la alfabetización digital también tiene que integrar nociones sobre los lenguajes de las computadoras, en base los cuales están construidos los contenidos fundamentales de nuestra sociedad, particularmente aquellos ligados a los consumos culturales de niños y jóvenes”.
En este marco, tanto la programación como el pensamiento computacional resultan relevantes para el aprendizaje: al comprender su semántica y su lógica en la resolución de problemas, los alumnos se preparan para entender y cambiar el mundo. En dicha capacitación, se trabaja programación con el programa Scratch.

El ciberespacio y la información

La opción de “Búsqueda y evaluación de la información en Internet” apunta a que los docentes en formación incursionen en el ciberespacio, “también conocido como Internet, que es el lugar donde se construyen y circulan saberes, especializados o no, y en distintas formas tales como texto, imágenes, sonidos y videos”, según consignaron desde la cartera educativa, agregando que “es así como, a través de Internet, es posible acceder a un gran reservorio de información que crece diariamente por la contribución de sus usuarios. Ello puede considerarse una virtud pero también un desafío ya que requiere del uso de diversas estrategias para optimizar la búsqueda en internet, acceder a los mejores resultados, identificar la pertinencia y la confiabilidad de las fuentes consultadas”.
Además, remarcaron que “hoy es posible no sólo consumir información sino también producir nuevos conocimientos en la web. Por ello, es importante reconocer los modos de representación de lo digital” y que “como educadores, este desafío es aún mayor ya que implica guiar a los estudiantes en la adquisición de estas competencias digitales necesarias para integrarse plenamente en la cultura digital y en la sociedad del futuro”.

Buenas prácticas online

Tal vez una de las temáticas más sensibles es la que aborda el curso titulado “Navegación en Internet, Segura y Responsable”, que suele ser una de las mayores preocupaciones de padres y educadores.
Esta opción orienta a los formadores a “potenciar las buenas prácticas de navegación en internet se vuelve un gran desafío para educadores, familias y alumnos” y a adquirir “estrategias de navegación segura y responsable para poder aplicarlas con los alumnos”, además de resaltar que “apropiarse de buenas prácticas de navegación favorece una ciudadanía digital responsable y solidaria”.

Plataformas LMS abiertas

Siguiendo con el ámbito informático, el curso de cuatro semanas titulado “Administración de Plataformas LMS abiertas” está destinado a “docentes de nivel primario y secundario de todo el país”, y prevé “conocer las principales tareas relacionadas con la administración de plataformas LMS abiertas para la gestión y la promoción de la educación digital en las escuelas”.
Las LMS son plataformas de “teleinformación”, y las siglas deben su significado a “Learning Management System” o “Sistema de Gestión de Aprendizaje”; este tipo de esquema virtual permite gestionar usuarios, recursos y materiales y actividades de formación, además de administrar el acceso, controlar y hacer seguimiento del proceso de aprendizaje, realizar evaluaciones, generar informes, gestionar servicios de comunicación como foros de discusión, videoconferencias, entre otras tareas.

Arte y programación

Por último, una de las opciones para los docentes que buscan mejorar su formación es el curso de “Introducción a la computación física con Raspberry Pi y Python”, que invita a conocer los fundamentos de la Robótica Educativa, el Pensamiento Computacional y su aplicación como recurso educativo en los proyectos y actividades escolares, mientras que “Arte y programación con Processing” propone un recorrido para aprender programación de manera visual en el entorno Processing.
Aquí, “se abordan las competencias de educación digital relacionadas con la programación., la importancia de aprender a programar para desarrollar el pensamiento computacional y la creatividad, habilidades aplicables en todos los aspectos de la vida” y también se apunta a conocer el entorno de programación Processing: “para qué sirve, quiénes lo utilizan, cómo obtenerlo, su interfaz, sus funciones gráficas y de dibujo, para poder luego trabajar con él”.