En el marco de las últimas cuatros detenciones realizadas en Puerto Madryn, devenidas de una investigación de la Justicia Federal sobre un grupo de “skaters y bikers” con asiento en la ciudad del Golfo, nuevos datos surgieron de las conexiones del circuito de tráfico de estupefacientes y sus respectivas “puntas” en el narcomenudeo local.
Durante los últimos allanamientos en los que fueron detenidos cuatro individuos de entre 16 y 24 años, pudieron establecerse vínculos con algunos de los investigados en el marco de otra causa federal, entre ellos Federico Lomeña, Héctor Nehemías “Pato” López y Nicolás Cerrudo, los tres actualmente fallecidos.
Uno de los jóvenes que permanece alojado en un destacamento local, identificado como “M.K.”, oriundo de un país europeo y con asiento en la ciudad del Golfo desde hace algunos años, había sido detenido meses atrás en la Terminal de Ómnibus, cuando personal de la Policía Federal Argentina (PFA) constató que una encomienda que había ido a buscar, tenía el equivalente a 150 mil pesos en pastillas de éxtasis y LSD; en una publicación en las redes sociales antes de ser detenido, le dedicó un mensaje a Cerrudo y lamentó que se quitara la vida por “negocios”.

De Buenos Aires a la ciudad

Asimismo, otro de los aprehendidos la semana pasada, “M.L.”, era amigo de Nicolás Cerrudo, el muchacho de 20 años que se quitó la vida luego de declarar tras la desaparición de López y Lomeña, y que había pedido ayuda “para matar a un transa” en un grupo de WhatsApp.
En el caso de “M.K.”, el derrotero de los estupefacientes que iba a recibir en Puerto Madryn fue bastante particular: el “dealer”, otro joven de Puerto Madryn actualmente viviendo en Buenos Aires, debía enviarle la “caja” con pastillas de acido lisérgico o LSD, también conocidas como “pepas”, a través de un determinado servicio de encomienda, que era el utilizado regularmente.

Error involuntario y detención

Sin embargo, por equivocación realizó el envío a través de otro servicio, la droga fue detectada y el paquete fue retenido durante tres días, durante los cuales desde la empresa le avisaron a “M.K.” que había inconvenientes con el arribo de la encomienda; una vez notificado de que ya podía ir a buscarla, agentes de la Federal, conjuntamente con la ahora “renovada” División Drogas de Puerto Madryn, lo esperaban en la Terminal para requisar el paquete, en el cual detectaron, entre otras drogas, unas 95 dosis de LSD y 1,394 kilos de marihuana, además de cuatro pastillas de éxtasis.
El individuo permaneció detenido durante poco menos de una semana, imputado por infracción a la Ley de Estupefacientes, y luego fue liberado, siendo nuevamente capturado hace una semana, pero en el marco de otra investigación que lo vinculaba a López y Lomeña.

Una llamativa “dedicatoria”

El otro de los cuatro detenidos en los últimos días, “M.L.”, era un cercano amigo de Nicolás Cerrudo y formaba parte del mismo grupo de pertenencia de este último; jóvenes skaters que se reunían, mayormente, en el patinódromo y en otros espacios públicos de la ciudad.
Así lo reflejó una de sus últimas publicaciones en la red social Instagram, donde lamentó la ausencia física del joven de 20 años y la atribuyó a una cuestión de “negocios”.
De manera contundente y exhibiendo una foto junto a Cerrudo, expresó: “En estos días te extraño más que nunca Nicolás, estoy muy frustrado por tu ira (sic) a la otra vida, me da bronca que por negocios te fuiste, te voy a recordar toda mi p… vida y con todo el orgullo del mundo, aunque a veces nos bardeábamos (sic) y no nos veíamos por meses, hoy y en estos días quiero decir que te extraño amigo”.
Las respuestas de otros amigos no tardaron en replicarse debajo del mensaje: “Tirado en la cama y tirándote piedras de faso (marihuana) en la cara, quién pudiera”, manifestó otro de los conocidos de Cerrudo y “M.L.”.

Varias detenciones, muchas incógnitas

Poco y nada se sabe, hasta el momento, de los cuatro individuos detenidos durante allanamientos en la ciudad de Mendoza y en Puerto Madryn hace algunas semanas; entre ellos, según la Policía, se encontraba un individuo con aparentemente un frondoso prontuario ligado al tráfico de sustancias, apodado “El Mendocino”.
Sin embargo, ante el hermetismo de la Justicia Federal, ni siquiera se sabe si los mismos fueron sometidos a indagatoria, si permanecen detenidos o bien si ya fueron liberados.
Por otro lado, siguen con prisión preventiva los cinco muchachos sindicados como partícipes de los homicidios de López y Lomeña, más un menor de 16 años que está alojado en el Centro de Orientación Socio Educativo (COSE), además de los cuatro últimos detenidos, del mismo grupo de pertenencia de los primeros.
Con el término de la feria judicial, en los próximos días la Cámara de Apelaciones de Comodoro Rivadavia se pronunciaría respecto de la competencia de la Justicia Federal o la Provincial en la investigación de los homicidios, que desde un primer momento los funcionarios intervinientes ligaron al narcotráfico.

Municipalidad de Puerto Madryn