La Asamblea de Vecinos Autoconvocados de Viedma y Patagones comunicó que luego de varias muestras recolectadas en aguas del río Negro sobre la zona del balneario “Barco Hundido”, se detectaron altos niveles de bacterias fecales que superan los valores permitidos en un balneario.
“Se tomaron tres muestras, una en diciembre y otras dos en enero, para comparar las concentraciones bacteriológicas en diferentes mareas. Se encontraron Escherichia Coli y Enterococo, dos bacterias indicadoras de contaminación fecal, algunos valores duplican o triplican los límites permitidos”, aseguró Andrés Di Leo, referente de la Asamblea.
La preocupación apunta sobre los desbordes cloacales que van a parar a los desagües pluviales y llegan al río Negro, precisamente en el balneario del “Barco Hundido” se encuentra uno de los desagües.
En tanto, en diciembre pasado el Municipio de Viedma recibió los informes del control bactereológico de los balnearios de Viedma, realizado por el Departamento Provincial de Aguas de Río Negro (DPA). Esos informes referidos al río y al mar determinaron que las aguas son aptas para el uso recreativo, con contacto directo.