Desde el entorno del contador sostuvieron que el traslado estaba vinculado con su interés de mantener una audiencia con el fiscal del caso, Carlos Stornelli, con el objetivo de iniciar las gestiones, por segunda vez, para convertirse en el nuevo arrepentido de la causa.
Manzanares está involucrado en la parte de la causa de los cuadernos en la que se investigan las maniobras de supuesto lavado de dinero desarrolladas por el fallecido ex secretario presidencial, Daniel Muñoz y su entorno, en Argentina y los Estados Unidos.
El ex contador de los Kirchner fue mencionado por dos arrepentidos de la causa -el supuesto testaferro de Muñoz, Sergio Todisco, y el ex funcionario kirchnerista Juan Manuel Campillo- quienes indicaron que colaboró con las maniobras de lavado.