El secretario de Vivienda de la Nación, Ivan Kerr, reconoció que el 2018 fue un año complicado en materia económica, al mismo tiempo que aseguró que la devaluación y la crisis pusieron “en jaque” a los créditos UVA. “Esta modalidad de créditos hipotecarios en UVA, a inicios del Gobierno, permitió bajar la barrera de ingreso que existe para el acceso al crédito. Permitió que la cuota fuera mucho más accesible”, precisó el funcionario.
En ese sentido, Kerr también consideró que “el 2018 fue muy difícil, con la crisis cambiaria que tuvimos que enfrentar, producto de la devaluación, el sistema se ha puesto en jaque”. Sin embargo, según una nota publicada por Ámbito Financiero, el secretario de Vivienda de la Nación indicó que “la mora es de 0,17 por ciento”, mientras admitió que “el sistema está diseñado para otra tasa de inflación”.
Kerr también sostuvo que “el promedio de la relación cuota e ingreso, es decir, cuánto del ingreso estás pagando de cuota, está en un 27,1 por ciento”. De ese modo insistió: “No está en un nivel impagable”, al mismo tiempo que subrayó que “el límite que fija el Banco Central de cuánto tiene que ser la cuota respecto del ingreso, es de 30 por ciento”.
Además, anticipó que está “trabajando en poder relanzar” programas de préstamos y señaló que “hubo un ‘boom’ de créditos hipotecarios”. “El pico máximo lo tuvimos en marzo de 2018, con cerca de 14 mil millones de pesos en un mes dados en créditos hipotecarios, y cerramos diciembre con 3.500 millones”, puntualizó.
En una entrevista a una radio porteña, el funcionario aclaró que “no nos satisface, pero es mucho más de lo que se venía dando mensualmente en años anteriores”, dijo y agregó que “estamos trabajando con ANSES (Administración Nacional de la Seguridad Social) para ver si podemos licitar fondos del Fondo de Garantía para que los bancos lo utilicen para prestar para la primera vivienda y abaratar un poco el fondeo, que es lo que hoy está haciendo caro de nuevo el acceso”, concluyó Kerr.

Escaso financiamiento en Chubut

La situación inmobiliaria en la provincia de Chubut, es compleja porque la demanda es significativa, pero el financiamiento es escaso para el bolsillo del trabajador. Otro problema grave en muchas de las ciudades de la provincia es el retraso en obras de servicios públicos de gran envergadura.
En cuanto a la presencia del Estado, recientemente se firmaron convenios con entidades sindicales de la provincia para la realización de más de 200 viviendas en Rawson, Trelew, Puerto Madryn y Sarmiento con fondos del estado provincial, lo que implicará una inversión de 387 millones de pesos.
Puntualmente, fueron nueve los contratos de obras con fondos del Estado provincial que se firmaron en el Salón de los Constituyentes de Casa de Gobierno. En Sarmiento se iniciará la construcción de 48 viviendas a través del Sindicato del Petróleo y Gas Privado del Chubut con un monto de 81.740.718,62 pesos que realizará la empresa Ledesma y CIA S.R.L.
En tanto que en Puerto Madryn se construirán 20 viviendas del Sindicato de Trabajadores de Vialidad de Chubut realizadas por la empresa Gatica Construcciones S.R.L por un monto de 29.169.828,31 pesos.
Para la ciudad de Rawson se firmaron dos convenios de 16 viviendas cada uno, el primero por un monto de 21.278.520 pesos llevada a cabo por Treson S.R.L y un segundo convenio por 21.494.007,066 pesos que se realizará través de la empresa Palco S.A.
En Trelew, se llevaron adelante obras de 20 viviendas del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación por 27.344.121,50 pesos de la Empresa Arteco S.A. 18 viviendas del Sindicato de Vialidad Nacional por 32.632.803,85 pesos realizadas por la empresa Dicelco S.R.L.
Además, 26 para los afiliados a SETIA por 32.833.464,33 pesos llevadas a cabo por Villegas Construcción S.R.L. 39 viviendas para el Sindicato de Trabajadores Municipales con una inversión de 54.417.799,82 pesos construidas por PALCO S.A y 48 viviendas de UTEDYC por 64.751.000 pesos.

Gobierno de Chubut