El Sindicato Obreros Marítimos Unidos (SOMU), que conduce Raúl Durdos, anunció su acatamiento a la Conciliación Obligatoria resuelta por el Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación, que dirige Dante Sica, por el conflicto que el gremio mantiene con la Federación de Empresas Navieras Argentinas (FENA). La medida “fue dictada de manera forzosa, dado que lo que realmente se produjo fueron despidos virtuales, no reales. Acá el objetivo es precarizar nuestras condiciones de trabajo del convenio y nos aprietan con la paritaria”, indicó Durdos.
“Nuestra responsabilidad institucional nos lleva a acatar esta arbitraria medida de Conciliación Obligatoria; lo grave es que se está sentando un antecedente judicial al reconocer la autoridad ministerial despidos, que la empresa aduce, y cuyo procedimiento vulnera la normativa existente, cuando lo que implementamos desde las 00 hs. del jueves fue la decisión de aplicar la jornada Legal de trabajo, la cual consta de 8 horas diarias”, señaló Daniel Mereles, Secretario Adjunto del gremio, en referencia a los correos electrónicos con cartas de despido que recibieron los trabajadores marítimos por parte de algunas empresas nucleadas en la FENA, sin el telegrama legal correspondiente.
“El SOMU no está dispuesto a entregar los convenios colectivos y negociar a la baja derechos laborales. En este conflicto el tema paritario pasa a un segundo plano para el gobierno; nos están obligando a firmar convenios a la baja, cosa que no vamos a hacer. Como recientemente textiles y metalúrgicos, hoy nos toca decir que no a la Reforma Laboral en nuestro sector”, enfatizaron los dirigentes marítimos.
“Acatamos la Conciliación Obligatoria para mantener y resguardar los puestos de trabajo, que es nuestra obligación como sindicato. No vamos a permitir que en estas condiciones que vive el país haya un trabajador despedido, por eso las empresas retrotrajeron una medida que consideramos arbitraria e ilegal”, coincidieron Durdos y Mereles
“Vamos a continuar pidiendo el 45%, pero por sobre todas las cosas no vamos a permitir la flexibilización que nos están pidiendo bajo el paraguas de la competitividad, en una actividad que consideramos rentable. Pedimos ni más ni menos que la inflación del período, de público conocimiento, sin resignar derechos adquiridos”, agregaron desde el SOMU.
Desde el gremio desmintieron que se haya tratado de un paro, puesto que la medida implementada consistió en la aplicación de jornada legal de trabajo de 8 hs., afectando a “buques nucleados en FENA, Buques Tanque Petroleros, Buques Tanque Gaseros, Buques Tanque Quimiqueros, Buques Containeros, Buques de Cargas Generales, Supply, Remolcaldores”, indicaron Durdos y Mereles.

Gobierno de Chubut