Por Lazarillo de Tormes

Uno de los aspectos más definitorios de los procesos electorales es, sin lugar a dudas, el rol del vecinalismo y sus representantes en los 41 barrios que conforman la ciudad de Puerto Madryn.
A pesar de que se ha asociado a los vecinalistas de manera directa con la política y los “punteros”, lo cierto es que en gran parte de los sectores que integran el conglomerado de más de 120 mil habitantes de la ciudad costera, los pedidos, necesidades y reclamos, superan los límites de la política y hoy día comienzan a tomar forma en pedidos concretos y necesidades, hasta el momento, no cubiertas.
Algunas de ellas transitan por la iluminación, otras por la seguridad y la mayoría, por las obras pendientes y que comenzarían a tomar forma en lo que resta del año, con una batería de propuestas para el asfaltado de calles, la construcción de sedes para algunas Asociaciones Vecinales y la llegada con servicios básicos a algunas zonas que todavía carecen de los mismos.

Iluminación y trabajo con la Cooperativa

Por estos días, representantes de los vecinos de los barrios Luis Piedrabuena, Villa del Parque y Parry Madryn se reunieron con autoridades del área de Energía de la Cooperativa, señalando una serie de temas a atender, los cuales tienen que ver con el arreglo de columnas de iluminación en varios espacios públicos de la zona sur de la ciudad.
Según explicaron en el encuentro, las denominadas “anomalías”, que serían cables sueltos en algunos de los casos, podrían generar potenciales riesgos para quienes utilizan dichos espacios para transitar o realizar actividades de esparcimiento.
La Cooperativa ya había instalado disyuntores como medida preventiva, a modo de morigerar la potencialidad de que ocurran inconvenientes, a partir de obras “deficientes” en materia de seguridad, que datan de gestiones locales anteriores.

Accesibilidad, asfalto y servicios

Otro de los aspectos reclamados por vecinalistas de manera continua, en barrios como El Progreso y Presidente Perón, tienen que ver con el asfaltado de calles y la colocación de redes de gas, agua y electricidad en algunas manzanas donde el crecimiento poblacional superó la factibilidad en los últimos años.
Tal es así que, desde el Ejecutivo Municipal, anticiparon obras para dichos sectores, principalmente en lo relativo a la pavimentación y los servicios básicos.
El barrio Patagonia, que alberga uno de los espacios verdes más emblemáticos de Madryn, el “Parque Bernardo Houssay”, también mantiene el pedido de garitas de colectivos para sus habitantes, mientras que algunos hechos de inseguridad que se suscitaron en el último tiempo, fueron abordados a partir de una mayor presencia policial y de redes de comunicación entre los propios vecinos, y la Policía.

Más de 40 barrios

Se trata de una inversión de más de 200 millones de pesos que el Municipio realizará con fondos propios en obras para los distintos barrios; no obstante, la ecuación arrojaría algo así como poco menos de 5 millones de pesos por sector.
Sin embargo, hay que tener en cuenta que algunos sectores demandan obras más significativas que otros, y barrios históricos como El Porvenir, también integrarían la lista de las áreas de la ciudad más beneficiadas.
Según cifras oficiales, actualmente Puerto Madryn está dividida en 41 barrios reconocidos por Ordenanza, a los cuales pueden sumarse algunos sectores que todavía no fueron oficializados como barrios, como es el caso de Malvinas Argentinas, mientras que otros ya pasaron “al blanco”, luego de que se concluyeran las obras del Programa Nacional de Mejoramiento de Barrios (Pro.Me.Ba.); son los casos de las zonas comprendidas por Nueva Chubut y Alta Tensión, entre otras, donde se colocaron cordones cunetas, asfalto, redes de electricidad, gas y agua, con el objetivo de avanzar en la urbanización de un área que supo reunir a miles de familias que arribaron a Madryn en las últimas décadas.

Del vecinalismo a los vecinos

En definitiva, una de las variables que podría definir un gran caudal de votos de cara a los comicios del 7 de abril y, más todavía, para los del mes de junio, es la integración de las propuestas vecinales a los ejes de campaña de los candidatos.
Por tal motivo, la estructura del vecinalismo parecería haberse corrido del rol “político”, en varios casos, para pasar a constituirse como transmisora de largas listas de pendientes, elaboradas por “vecinos de a pie” que buscarán un 2019 donde, “gane quien gane”, se concreten las gestiones para mejorar la calidad de vida de la mayoría de los habitantes que, hoy por hoy, están atentos a la respuesta del sector político a la obra pública, acaso el “caballito de batalla” de todas las campañas electorales en Argentina.

Municipalidad de Puerto Madryn