Desde la Administración Portuaria Puerto Madryn (APPM), su titular Osvaldo Sala, y el director comercial, Héctor Ricciardolo, adelantaron un proyecto que se encuentra en etapa de análisis y que prevé la ampliación de los Sitios 5 y 6 del muelle Storni en unos setenta metros, algo que buscará mejorar la operatividad del sector ante el crecimiento en la cantidad de buques pesqueros.
La iniciativa fue propuesta luego de analizar el incremento en la actividad y teniendo en cuenta que el Sitio 2 todavía no se encuentra concluido, algo que también ha generado inconvenientes financieros y logísticos para la Administración.
En principio, varias empresas pesqueras a las que se les presentó la propuesta, financiarían la obra de ampliación a través de un fideicomiso, y el dinero invertido se les descontaría de los costos regulares por el uso de servicios portuarios, entre otros, algo que según Sala “hará que puedan utilizar esos Sitios (ampliados) durante 10 o 15 años, de manera prioritaria, y sin costo”.

Recibirán más buques pesqueros

En este sentido, Ricciardolo anticipó que “debido al gran auge de la pesca de estas últimas temporadas, y a que cada vez va a ser mayor la cantidad de pesqueros que arriban, se está analizando la ampliación de los Sitios 5 y 6” y agregó que “ya se solicitó el estudio de maniobras, para determinar si la ampliación de los mismos no entorpecen la operatividad de los Sitios 4 y 3, que son los que están más cercanos”.
El objetivo, explicó, es “recibir la mayor cantidad de pesqueros allí, ya que sucedió el año pasado que había ocho barcos juntos, lo cual era un problema bastante grave; pero, ampliando el sitio este y una vez que esté funcionando el Sitio 2, que nos ayude un poco a poner pesqueros grandes, será más efectivo”.

“Beneficiará a las pesqueras”

Por su parte, Sala mencionó que “la misma consultora que hizo para el doctor Maestro el estudio de todo ese sitio y que definió que se hiciera allí (por los Sitios 5 y 6) nos hizo el simulador de la ampliación de 70 metros” y advirtió que dicha extensión “no complicaría en nada (según la proyección) el estudio de maniobras para los barcos que hay que meter en los otros Sitios”.
Consecuentemente, “vamos a hacer un fideicomiso con las pesqueras y un concurso para ver cuáles participan de la ampliación”, sostuvo, algo que en definitiva “las va a beneficiar a ellas; van a poner la plata y tener la prioridad de uso durante la cantidad de años que pagan la inversión”.
Para ello, se les descontaría el costo de la ampliación del uso del puerto y los servicios portuarios, es decir que las pesqueras invertirían “para tener, durante unos diez o quince años, esa prioridad de uso, sin costo”, remarcó el Administrador.

Tareas inconclusas

Otra cuestión a la que Sala hizo referencia fue la polémica obra de ampliación y remodelación del Sitio 2, que en principio sería financiada por Nación y sobre la cual hubo cruces por su falta de terminación.
“Para nosotros es central y definitoria esta obra que se ha negado a hacer el Gobierno Nacional, de terminar completo el Sitio 2, o por lo menos haberlo conversado para ver cómo lo hacíamos de alguna forma eficiente entre todos; por lo que lo vamos a encarar decididamente entre el Gobierno Provincial y la Administración Portuaria, como fue anunciado en reiteradas oportunidades”, sostuvo, agregando que ello ocurriría “ni bien Nación libere la obra que está haciendo allí con Dyopsa; luego, iniciaremos la obra de la superestructura y las defensas de inmediato, para tener las tres terminales portuarias y poder avanzar en forma directa, cuanto antes”.

Qué conflictos trajo el Sitio 2

Consultado sobre cómo actualmente afecta la falta de concreción de la obra a la operatividad, logística y economía de la APPM, Sala expresó que “la afectación de costos es muy importante para las empresas que operan en importación y exportación, porque significa que, al trabajar con dos Sitios, la demora es importante; las empresas marítimas están gravando las operaciones, entonces eso genera un sobrecosto que lo queremos reducir cuanto antes”.
Además, continuó, “en el caso de los que exportan con frío, tienen que tener mayor tiempo en plazoleta, con sus contenedores conectados a energía para tener frío, esperando tener el Sitio para cargar los contenedores frigoríficos, y ello aumenta los costos de exportación, en el caso del langostino y otras especies que están congeladas”.

Inversión de 200 millones

Por ende, “cuanto antes nosotros podamos tener los tres sitios, va a ser una disminución de estos costos, sin lugar a dudas”, refirió, agregando que “la última vez que hicimos una estimación en un proceso inflacionario, lo cual se modifica permanentemente, la obra era del orden de los 180 millones de pesos, entre las defensas y la superestructura para cubrir todos los metros del Sitio 2”.
En este orden, adelantó que “nosotros esperamos que Nación lo libere, a más tardar, entre fines de febrero y el mes de marzo, para poder estar licitando o concursando entre las empresas que están acá en la zona, y poder desarrollar la obra con carácter de ‘urgente’”.

El puerto de Madryn “no es caro”

Uno de los comentarios que más ha circulado en los últimos años es que el puerto de Madryn, es decir el Almirante Storni, tiene “los costos más caros de la Argentina”.
Sin embargo, Ricciardolo desmintió dichas apreciaciones y explicó: “Hay que ver quién lo dice y cómo lo dice. Tenemos que recordar que nuestros muelles están libres de zonas de navegación, así que no hay que pagar remolcadores, controladores; el práctico se sube a metros del muelle, no hay que abonar un costo como el de la Hidrovía ni tampoco tenemos la necesidad de dragados. Por lo cual, verdaderamente, no es un muelle caro”.
Al mismo tiempo, detalló que “los servicios que brinda la Administración Portuaria están acordes a las tarifas de todo el resto del país, y en algunas cosas somos mucho más baratos que otros puertos argentinos, como en el caso de los cruceros, donde es el puerto más barato de la Argentina, ya que al igual que Ushuaia, nuestro puerto no tiene ningún tipo de navegación por canales”.
En el caso del puerto de Buenos Aires, “los costos son muy elevados por la navegación de la Hidrovía para llegar al mismo, no obstante es el ‘puerto cabecera’ del país y los cruceros piden mucho ir allí”.

Aluar, con niveles “históricos”

En cuanto al movimiento portuario en materia de exportación, Sala destacó la proliferación de industrias como la de la lana, y explicó por qué se redujeron drásticamente los envíos de pórfidos al exterior.
“En materia de exportaciones, estamos en un franco crecimiento; el Storni está en una expansión y el Piedrabuena, en materia turística, también. El sector pesquero está experimentando un crecimiento muy importante. Otro que ha atravesado un incremento que no existía es el ingreso de molinos eólicos, muy importante. Aluar está estabilizado, pero en un nivel histórico importante de ingreso de materias primas y de exportaciones. Tal vez, en una ecuación donde han crecido las exportaciones con la colocación en el mercado interno”, sostuvo.

La lana y el pórfido, éxito y reducción

En este contexto, reconoció que “ha decrecido el caso de los pórfidos, ya que decreció la demanda internacional, por lo que las escasas comercializaciones que hay de dicho producto se están realizando por tierra y por el puerto de Buenos Aires, por problemas de la empresa, que está con muchas dificultades financieras”, aunque destacó que “hemos recuperado ampliamente el sector lanero; al desaparecer los beneficios que hacían muy conveniente el uso del reembolso por puertos patagónicos, por la diferencia que tenían, para exportar por Puerto Deseado, en este momento toda la lana de la provincia de Chubut y parte del norte de Santa Cruz, se está exportando en absoluto por el puerto de Madryn”.
No obstante, manifestó que “desgraciadamente, seguimos exportando lana sucia; algún día se va a revertir esta situación, es una pena que esta materia prima tan importante no se industrialice, se procese y se le dé valor agregado en la provincia, pero se exporta toda en Madryn”.

Más proyectos eólicos

Comercialmente, refirió Sala, “estamos en una etapa de constante crecimiento, y con fuertes expectativas a que se desarrolle el mercado de cabotaje”, añadiendo que “estamos preparándonos, con el contacto que ha desarrollado la Dirección Comercial, para que se reciban las torres construidas en el país para molinos eólicos, es decir, para que las recibamos por cabotaje y se puedan acopiar acá para distintos emprendimientos en el sur del país; y que, de acá, después se trasladen por tierra”.
En esta línea, consignó que “estamos preparados con plazoletas para recibirlos en este puerto, y también nos estamos preparando para que YPF desarrolle la posibilidad de un proyecto de explotar los yacimientos de arenas silíceas en Dolavon, traerlas a Madryn y desde aquí a Bahía Blanca, por cabotaje; y, desde ahí, por tren a los yacimientos de Neuquén”.

Reducir el uso de camiones

Hay varias expectativas sobre esto último, destacó, además de resaltar “el comercio general de norte-sur, que desarrolla el Ministerio de Transporte de la Nación, para que se sustituya la logística que hoy hace el transporte terrestre de camión, en un porcentaje que se verá lo que comercialmente se puede aceptar, y con el fin de que los puertos de Bahía Blanca, Madryn, Ushuaia y Comodoro Rivadavia se conviertan en puertos que reciban la mercadería por cabotaje”.
Por tanto, “las expectativas a futuro son muy importantes”, reconoció el Administrador.

Municipalidad de Puerto Madryn