El organismo a cargo de la búsqueda oficial del avión que trasladaba al futbolista Emiliano Sala y al piloto David Ibbotson informó que hay al menos “un cuerpo” entre los restos de la aeronave que hallaron ayer en el lecho submarino del Canal de la Mancha.

“En las imágenes de video del ROV, trágicamente un ocupante es visible”, advirtieron en el informe que publicaron desde la Air Accidents Investigation Branch (AAIB).

“Las imágenes muestran la parte posterior izquierda del fuselaje, incluyendo parte del registro de la aeronave”, señalaron sobre el proceso de identificación de la aeronave.

El vehículo monomotor está ubicado a una profundidad de 63 metros, según explicó el jefe de la búsqueda privada David Mearns, que comandó el buque que halló ayer por la mañana al Piper PA-46 Malibu (identificación N264DB) a unos 20 kilómetros del faro Les Casquets, donde se obtuvo la última imagen por radar el día de su desaparición.