Esta semana, la empresa Aerolíneas Argentinas lanzó un nuevo régimen tarifario, a través del cual, los usuarios podrán pagar exclusivamente por los servicios que soliciten, acercándose a las propuestas de las líneas low cost.
Según la empresa, la implementación será gradual, los primeros destinos en implementar esta medida fueron Bogotá y Punta Cana, pero seguirán con los destinos de cabotajes y finalmente el resto de destinos internacionales. A partir de la semana próxima, se llevará a la venta de pasajes en todo el país y posteriormente entrará en vigencia para el resto de los destinos internacionales, como América Latina, Europa, México y Estados Unidos.

Todos somos low cost

Esta reconversión se debe a la constante pérdida de mercado en manos de las firmas extranjeras que ofrecen vuelos baratos. Los servicios opcionales serán el despacho de equipaje, cambio de fecha o elección de asiento, por los cuales el usuario deberá pagar un extra.
Desde el gremio de pilotos ya alertaron acerca de que el próximo paso, como sucedió en otras empresas del segmento, será copiar el modelo de flexibilización laboral.
El nuevo esquema se sustenta en la segmentación que existe actualmente para los vuelos de la compañía, aunque se mantendrá siempre la opción de quitar servicios. Actualmente, el segmento Promo, el más bajo en la escala tarifaria, permite que el pasajero aborde la aeronave solamente con un equipaje de mano, no pueda elegir asiento y tampoco tiene hoy posibilidad de cambiar la fecha del viaje. Cualquiera de esos servicios tendrá un costo extra. En las siguientes categorías que ofrece actualmente se habilitan los despachos de equipaje sin costo, los cambios de fecha, la devolución del pasaje o el cambio de asiento. Sin embargo, a partir de las modificaciones en el modelo, según comunicó la compañía, no habrá cupo para acceder al segmento más Promo, que es el más parecido al que ofrecen las low cost. Además, para el resto de los servicios siempre estará vigente la opción de elegir cuáles son los servicios que desea contratar. Solamente se mantendrá el mismo nivel de servicio que hasta ahora para los socios Aerolíneas Plus categoría Oro y Platino.

No, pero sí

En abril del año pasado, el entonces presidente de Aerolíneas, Mario Dell’Acqua había anticipado la mutación de la compañía, comenzando a cobrar los servicios por separado, para poder competir con las low cost. «La empresa no dejará de ser una línea de bandera ni adoptará todas las modalidades de las low cost, ya que no es la meta de la compañía ni lo que piden los pasajeros», insistió entonces Dell’Acqua. Pero ese mes su administración decidió eliminar la clase ejecutiva para sus vuelos de cabotaje y regionales, como parte de su plan de reducción de servicios para competir con las low cost. El cambio en la configuración de las aeronaves le permitió aumentar en 500 la cantidad de pasajeros y reducir los precios de los tickets.

http://www.andesonline.com/