La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) emitió en los últimos días un nuevo informe sobre la situación económica de la región, donde se desprendió que Argentina es el país más endeudado de toda la zona. El documento puntualizó que la proporción del pasivo público argentino alcanzó el 77,4% del Producto Bruto Interno (PBI) a mediados del año pasado, cuando en 2015 el porcentaje era de 53,3%. De esta manera, las cifras locales superaron a países como Brasil, Costa Rica y El Salvador.
Asimismo, ese porcentaje del 77,4% incluye sólo el primer desembolso del préstamo del Fondo Monetario Internacional (FMI), de 15.000 millones de dólares, en julio del año pasado. En tanto, si se toman en cuenta los13.400 millones de dólares más que fueron girados durante octubre, el nivel de endeudamiento de la Argentina se ubica por encima del 80% del PBI, según confirmó la CEPAL en su informe, titulado “Balance preliminar de las economías de América Latina y el Caribe”. Igualmente, los datos de la CEPAL se quedaron cortos, ya que el nivel de endeudamiento se acerca actualmente casi al 100% del PBI si se tiene en cuenta también el último desembolso de diciembre del año pasado. Así, la cuenta final a diciembre de 2018 es de 97,7% del PBI, según los datos de la consultora LCG.

Porcentaje más alto desde 2003

Al respecto de esta situación, Guido Lorenzo, economista de la consultora en cuestión, afirmó que el porcentaje actual es el más alto de los últimos 15 años. “El riesgo es que hay mucha deuda en dólares, el 75% de la deuda está en moneda extranjera, lo que nos lleva a pensar si realmente podemos pagar nuestra deuda pública si no se generan ingresos en esa moneda. Hay países que no tienen esta dificultad, emiten deuda en moneda doméstica y a tasas similares a las que crece su producto”.
Desde LCG también advirtieron que la duración de la deuda de nuestro país es corta, menor a 10 años y eso implica que el mercado constantemente le pida al Gobierno que demuestre que tiene liquidez. “No creo que la Argentina vaya a defaultear. Pero está implícito que va a tener que haber una reestructuración y por lo tanto una limitación para poder hacer política económica”, agregaron desde la consultora.

Relación entre deuda y exportaciones

Otro de los datos a tener en cuenta en este marco es la relación entre deuda y exportaciones, teniendo en cuenta que gran parte tendrá que ser devuelta con dólares genuinos. En tanto, la relación del pasivo público externo con las exportaciones se encuentra en casi 200%, el nivel más alto al menos desde los últimos 15 años.
En contrapartida, otros países tienen niveles de deuda externa a reservas muy bajas comparadas con nuestro país. Específicamente, en Argentina, a pesar de la recomposición de los últimos años, la relación de deuda a reservas internacionales se duplicó en los últimos cinco años.

Acuerdo con el FMI

Al acuerdo inicial con el FMI de 50.000 millones de dólares se sumó durante septiembre del año pasado un segundo auxilio de 7.100 millones de dólares, equivalentes en total al 12% del PIB. Al respecto, desde la CEPAL explicaron que “por su parte, la Argentina se comprometió a aplicar un duro ajuste fiscal orientado a alcanzar un balance fiscal equilibrado para 2019. Como consecuencia, la deuda pública nacional bruta aumentó en forma considerable durante el segundo trimestre de 2018 y alcanzó un 77,4% del PBI, cifra 20,3 puntos porcentuales del PBI sobre la del cierre de 2017”.
Esta alza —la más alta de la región— se debe principalmente a la contabilización del primer desembolso del FMI, que ascendió a 15.000 millones de dólares, lo que se sumó a una fuerte depreciación del peso, aumentos de las tasas de interés y un PBI con una tendencia a la baja, entre otros factores, detalló el informe.
A nivel regional, para el tercer trimestre de 2018 la deuda pública de América Latina alcanzó un 41% del PBI, lo que representa 1,5 puntos porcentuales del PBI por encima de la cifra del cierre de 2017. “Aunque la región ha mostrado una mejora del resultado fiscal primario, el entorno macroeconómico podría encarecer el costo de la deuda y presionar al alza el pago de intereses y el nivel de endeudamiento público en 2019”, advirtió la CEPAL.
Sobre la base de cifras al tercer trimestre de 2018, detrás de la Argentina, los países con más alto nivel de endeudamiento público son Brasil, con un 77,2% del PBI y Costa Rica, con un 52,5% del PBI. Por su parte, Paraguay presenta la deuda pública más baja de la región, equivalente a un 16,2% del PBI, seguido de Perú (20,4%) y Chile (23,7%).

Deuda chubutense

Al respecto de esta situación general, resulta importante destacar que Chubut, medida en Títulos Públicos, es la provincia con mayor deuda per cápita de todo el país. Puntualmente, el rojo de este distrito está compuesto por un 84% de Títulos Públicos. De esta manera, la deuda por cada habitante chubutense es de casi 58.000 pesos, lo que representaría un total de 34.503 millones de pesos.
Vale recordar también que Chubut es una de las provincias que tiene su deuda más atada al dólar. Específicamente, un documento presentado por la consultora Delphos Investment a fines del año pasado precisó que los distritos que concentren el mayor porcentaje de su pasivo atado a la divisa estadounidense serán las más vulnerables en un contexto de devaluación, lo que se produjo en los últimos meses.
Entre las provincias que tienen el mayor porcentaje de su deuda en dólares se ubican por encima de la tabla Santa Fe y Córdoba, con el 99% y 95%, respectivamente. Luego, en la lista sigue Chubut, con el 86%; mientras que Buenos Aires (86%), Neuquén (70%) y La Rioja (66%) continúan el ranking.
En contrapartida, entre las provincias que menor porcentaje de su deuda tienen en dólares, se ubican Chaco, con un 35%; Rio Negro, con el 40%; y Mendoza, con el 42%. Le siguen Salta y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con el 49% y el 54%, respectivamente.

Atada a la divisa estadounidense

Si bien Chubut cuenta con la ventaja de que las regalías petroleras, que subieron considerablemente en la segunda mitad de 2018, están atadas a la divisa estadounidense, la realidad anunciada previamente sobre el vínculo que tiene el pasivo provincial con el dólar hace que el balance no sea tan favorable como podría.
Al respecto, entre octubre de 2018 y diciembre del año que viene, el Gobierno Provincial deberá desembolsar unos 12 mil millones (siempre dependiendo de la cotización del dólar). Del total, la mayoría será destinada para pagarle al Gobierno Nacional por diferentes programas acordados de asistencia financiera y también por la amortización de bonos. Puntualmente, en los próximos tres meses Chubut tendrá que pagar poco más de 1.700 millones de pesos para cumplir con sus obligaciones, mientras que el año que viene deberá desembolsar más de 10 mil millones de pesos.
En el detalle de los montos que tendrán que saldarse antes de que culmine el 2019, los endeudamientos nacionales refieren a deudas con la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES), el Fondo Fiduciario Federal de Infraestructura Regional (FFFIR), el Programa Federal de Fortalecimiento Operativo de las Áreas de Seguridad y Salud (PROFEDESS) y el Programa de Convergencia Fiscal.

Cancelan deuda con prestadores de SEROS

La obra social provincial canceló el 50% del pago de la deuda exigible al mes de febrero. El titular del ISSyS confirmó que este lunes se depositó el primer tramo del pago a prestadores locales. El presidente del Instituto de Seguridad Social y Seguros (ISSyS), Miguel Arnaudo, aseguró que se depositó el primer tramo del exigible a este mes, a prestadores locales de la obra social SEROS.
Arnaudo señaló que “de acuerdo a lo convenido con el Ministerio de Economía provincial y por instrucciones del gobernador, Mariano Arcioni, se hizo efectivo el depósito del 50% inicial de la deuda exigible a febrero”.

Gobierno de Chubut