Las tarifas de gas durante el próximo invierno podrían costar el doble que lo que valían en el mismo período del año anterior. El Gobierno nacional autorizaría un incremento superior al 30 por ciento, tal como lo pidieron las distribuidoras, y calefaccionar un hogar volverá a golpear al bolsillo. Las Defensorías del Pueblo de la Patagonia ratificaron su rechazo al “tarifazo” del gas, y exigen “atención diferenciada de servicios públicos esenciales” para la región.
A partir de abril las tarifas de los usuarios de gas en todo el país vendrán con importantes aumentos, que impactarán fuertemente en el bolsillo de los argentinos. De cara a esta medida, antes de implementarse las subas, se realizarán varias audiencias públicas, de las cuales el martes se llevó a cabo la primera. En dicha oportunidad, las distribuidoras pidieron un aumento de hasta 35,6%, desafiando el 30% planteado por el secretario de Energía de Nación, Gustavo Lopetegui. Como consecuencia de esto y aunque desde Casa Rosada todavía no se manifestaron al respecto, la suba podría ser algunos puntos más de lo que estaba previsto y pactado.
En caso de que el Ejecutivo nacional convalide el pedido de las empresas, el servicio acumulará un alza del 2.400% desde 2015, aunque hay que aclarar que todavía resta el tipo de cambio que se utilizará para convertir el precio del gas mayorista, que fue dolarizado por la administración de Mauricio Macri en 2016, decisión que también incidirá directamente en el monto final de las facturas. Además, hay que remarcar que en caso de que se dé lugar a lo solicitado por las firmas, las tarifas de gas durante el próximo invierno costarán el doble que lo que valían en el mismo período del año anterior, recordando que en octubre las tarifas subieron un 50%. No obstante ello, si el incremento próximo es del 30%, este invierno será un 95% más caro calefaccionar un hogar en comparación con 2018.

Audiencias públicas

El encuentro mencionado anteriormente se llevó a cabo en el Centro Metropolitano de Diseño de Buenos Aires, donde se discutió el cuadro tarifario para el llamado “semestre de invierno” en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), la provincia de Buenos Aires, el Litoral y la Patagonia propuesto por Metrogas, Naturgy, Camuzzi, TGS y Litoral Gas. En tanto, hoy en Salta habrá una segunda audiencia para las empresas que operan en el Noroeste Argentino, el Centro, Cuyo y parte del Noreste Argentino. Por su parte, el Ente Nacional Regulador del Gas (ENARGAS) tendrá hasta 30 días para definir la magnitud de la suba.
Al respecto de lo mencionado anteriormente, vale recordar que desde abril de 2016 el costo de distribución se actualiza cada seis meses a partir de la variación del índice de precios internos al por mayor (IPIM). Para su presentación, las distribuidoras tomaron los datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) de septiembre a diciembre del año pasado y proyectaron los de enero y febrero en 1,28%.
Finalmente, enero dio 0,6% y su cuenta acumuló poco más de 21% para el período completo, aunque a este número le agregaron un agregado contundente. Es que en el tarifazo de octubre de 2018 el IPIM de los seis meses anteriores rondaba el 32% tras la megadevaluación, pero el ENARGAS les reconoció 19,7%. Esa diferencia es lo que pretenden cobrar ahora.
De esta manera, Metrogas reclamó una suba semestral de 35,6% en el cargo fijo para los clientes residenciales y un aumento de entre 31,5% y 32,5% para el cargo variable según el rango de consumo. Naturgy pidió un alza del 35,6% en el cargo fijo y 39,7% en el cargo variable para todos hogares. Mientras que Camuzzi Gas Pampeana, Camuzzi Gas del Sur y Litoral Gas solicitaron un promedio de 33,74%.

Perforó el techo previsto

Con estas exigencias de las empresas, los pedidos se ubicaron por encima de lo estimado recientemente por Lopetegui, que tiene como objetivo recortar levemente el tarifazo en dicho servicio desde el 35% que había anunciado en diciembre su antecesor, Javier Iguacel. Tras la subasta de gas mayorista de hace dos semanas, el funcionario dijo que las tarifas no deberían aumentar más que 30% en el año y, en clave electoral, abrió la puerta a la postergación del tarifazo de octubre para diciembre, tal como ocurrió en 2017.
No obstante, desde la Secretaría de Energía de Nación se estima que la suba finalmente será de 30% y que en caso de crecer un poco el techo sería 32%, aunque las posturas de las empresas ya fueron bien claras al respecto.
Igualmente, todavía restan varias negociaciones y la situación se definirá el próximo 15 de marzo. Es que el tipo de cambio que se fijará para convertir el precio del gas mayorista hasta octubre saldrá del promedio de la cotización oficial de la primera quincena de ese mes. Tanto el Gobierno Nacional como las empresas hicieron sus cuentas con un dólar en torno a 39 pesos. Suba de tasas mediante, hoy por hoy la divisa acompaña, ya que ayer cedió por cuarta rueda en fila tras la “mini corrida” de la semana pasada, aunque si vuelve a dispararse, el tarifazo podría ser incluso mayor de lo que piden las distribuidoras.

Desde la Patagonia advierten que está en riesgo la supervivencia de las personas

En un documento consensuado entre las Defensorías del Pueblo de Chubut y de Río Negro, además de Defensorías municipales, se advierte que las autoridades deben acatar los principios regulatorios imperantes en el país, los derechos fundamentales de los usuarios y las directivas internacionales en materia de Derechos Económicos, Sociales y Culturales. “Hace al menos cien años que esos principios han sido gestados, precisamente, para marcar límites al mercado. Desconocerlos evidencia una profunda ignorancia del derecho y la historia, no sólo de Argentina, sino de occidente”, argumentó la Defensora del Pueblo de Río Negro, Adriana Santagati, representando a la Región Patagónica en la Audiencia Pública realizada el martes, expuso que es necesario evitar el perjuicio social que provoca la exclusión de numerosos usuarios de los servicios esenciales “como consecuencia de una tarifa que, por su elevada cuantía, pudiera calificarse de confiscatoria, en tanto detraiga de manera irrazonable una proporción excesiva de los ingresos del grupo familiar a considerar”, sostuvo la vocera patagónica.
“Por lo demás, no debe obviarse que un cálculo tarifario desmesurado o irrazonable generará altos niveles de incobrabilidad y terminará afectando al mentado financiamiento y, por vía de consecuencia de este círculo vicioso, a la calidad y continuidad del servicio”, adujo.
Asimismo, los patagónicos, exigen que “el ENARGAS cumpla con el deber de proteger adecuadamente los derechos de los consumidores, que le impone la Ley 24.076, teniendo en cuenta para ello que los consumidores tienen derecho a la prestación de este servicio a precios que resulten justos”.
Por otro lado, se cuestionó la dolarización del precio en la adquisición del gas y el traslado de su costo a la tarifa final de manera semestral contradicen los principios de “razonabilidad, gradualidad y racionalidad de las tarifas de servicios públicos” que están en la base del marco jurídico de la actividad”. En tanto se requiere atención diferenciada para la región patagónica, entendiendo que “la restricción del servicio de gas por una tarifa desmesurada o irrazonable, atenta contra la integridad física y la supervivencia de las personas”.

Gobierno de Chubut