La mesa de diálogo entre empresarios, productores y trabajadores rurales del Alto Valle volvió a fracasar y ahora la cosecha de la fruta corre peligro. Los chacareros advirtieron que no pueden pagar el 42% de aumento que acordó la CAFI con UATRE y ofrecieron, a modo de contrapartida, un 18%.
El conflicto entre las partes está siendo mediado entre las secretarías de Trabajo y Fruticultura de Río Negro y la Secretaría de Producción en la Comisión de Trabajo Agrario de la Nación.
Al respecto, presidente de la Federación de Productores, Sebastián Hernández, aseguró que si se ratifica el 42% el productor se va a terminar “fundiendo este año” y va a quedar mucha fruta en el Valle que no se podrá levantar.
“Nosotros ya hicimos un reclamo ante Nación, presentamos un pedido de $1.50 por kilo de fruta, más el mínimo no imponible, para poder levantar la cosecha. Ahora estamos esperando una respuesta”, explicó. (Fuente: LMC)

Gobierno de Chubut