Trabajadores del sector petrolero amenazan con romper todos los acuerdos laborales ante cualquier intento de despido en Vaca Muerta. Miles de petroleros se convocaron este martes en Añelo para escuchar al secretario General del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de la Patagonia norte, Guillermo Pereyra, luego de que Techint e YPF manifestaran que evalúan reducir su actividad en Vaca Muerta ante la reestructuración de los subsidios al gas.
El estado de alerta y movilización fue la conclusión del multitudinario encuentro, aunque en líneas generales primaron los aspectos informativos y de demostración de fuerzas. Pereyra aseguró que “no le va a temblar el pulso si hay que romper todos los acuerdos que se hicieron en Vaca Muerta”, pero pidió mantener la tranquilidad.

Puestos de trabajo

El dirigente aseguró que la Asamblea surgió luego de una recorrida por los yacimientos, donde los delegados le preguntaban qué significaba el recorte de la resolución 46, conocida como plan gas, por lo que definió ser él mismo el vocero directo para los trabajadores.
Pereyra aseguró que la Resolución fue el resultado de sus gestiones junto al Sindicato de Petroleros Jerárquicos para recuperar 1.700 puestos perdidos, acción que acompañaron con la firma de la adenda para los trabajadores de los no convencionales y del “blindaje” a Vaca Muerta para que no hayan protestas que afecten la producción.

Tecpetrol suspendería a 300 trabajadores

La decisión del gobierno nacional de abonar los subsidios del nuevo Plan Gas sólo sobre la curva de producción que declararon inicialmente las petroleras hace mella en Tecpetrol, y la firma sacaría de actividad tres de las cuatro torres de perforación que posee y seguiría funcionando con una.
Ni bien se conoció el recorte resuelto por secretario de Energía de la Nación, Gustavo Lopetegui, desde Tecpetrol se informó a la Bolsa de Valores que dejarán de recibir 5.600 millones de pesos por la producción que inyectó el año pasado y se anticipó que iniciarán acciones primero administrativas y luego judiciales por los cambios introducidos en el plan de subsidios.
La medida afectaría particularmente a los trabajadores en actividad, y derivaría en la suspensión de al menos 300 empleados por varios meses.

Gobierno de Chubut