COMODORO RIVADAVIA – “Hagamos como si fuéramos novios”, le dijo un violador a una mujer de 24 años a la que amenazó con un cuchillo en plena Rivadavia el miércoles a las 22:30 cuando ella salía de leer la biblia en una iglesia cristiana ubicada en la calle Andrés Minoli. Para volver a su casa, la mujer había intentado primero abordar el transporte público de pasajeros en una parada de Los Pensamientos y Huergo, del barrio San Martín, pero ante la demora del colectivo y la presencia de un grupo de jóvenes que comenzó a juntarse en el lugar, decidió irse caminando. En ese trayecto fue víctima del abuso. Según la denuncia, el violador la interceptó en una plaza, la amenazó con un cuchillo y la obligó a abrazarlo. La mujer le dijo que tenía un teléfono celular para darle y hasta un poco de plata, pero el hombre le refirió que solo “quería sacarse las ganas” y la forzó a acompañarlo. “Dale porque te degüello”, le decía mientras la conducía a un descampado detrás de la escuela Juan XXIII. En el camino la mujer alcanzó a ver a tres mujeres a las cuales intentó hacerles señas, pero el captor lo percibió y le pegó una trompada en el rostro para que no las mirara. “Yo ya estoy acostumbrado a hacer esto; ya se lo hice a un montón de pibitas”, se vanagloriaba mientras la víctima irrumpía en llanto; el agresor le advirtió que si no se callaba la mataría a puñaladas. Al llegar a su destino, el sujeto le arrancó la ropa y la abusó. La denuncia fue radicada en la Comisaría de la Mujer. Personal del Ministerio Público Fiscal, junto al de la Brigada de Investigaciones, recorrió la zona de avenida Rivadavia y Pensamientos para tratar de reunir imágenes de cámaras de seguridad que ayuden a esclarecer esta nueva violación, la segunda en casi cuatro días.