La firma Agrotres de la localidad de Dolavon presentó un proyecto para obtener grasa industrial a partir del procesamiento de los desechos sólidos del frigorífico con una inversión que supera los 8.000.000 de pesos.
Por este motivo, sus autoridades, Ricardo Ostapchuk, Gustavo Quesada y Ariel Testino, se reunieron con el ministro de Ambiente del Chubut, Eduardo Arzani, y la subsecretaria de Gestión Ambiental y Desarrollo Sustentable, Mariana Vega.

Optimismo oficial

Al respecto, Arzani expresó que “el Estado establece normas y condiciones a las que deben adecuarse los privados y en este caso valoramos el compromiso de la firma que empezó a funcionar en 2018, con una inversión de 8.300.000 pesos, dando éste salto de calidad en materia ambiental”.
Asimismo, el Ministro explicó que “desde el Ministerio se viene trabajando en la conversión de la industria apuntando a que las actividades que generan empleo en Chubut se desarrollen de forma tal que no impacten negativamente en el ambiente”.
“Es importante trabajar en aumentar esta sustentabilidad a través de la utilización de residuos orgánicos generados en la industria frigorífica local, desarrollando nuevos puestos de trabajo y aumentando la actividad económica del emprendimiento”, sostuvo el funcionario.
Por su parte, la subsecretaria, Mariana Vega valoró el proyecto y explicó que “se trata de uno de los objetivos que nos planteamos en la actual gestión, lograr que en nuestra provincia se procesen los residuos sólidos de ésta industria. Por eso, el hecho de que actores locales encaren un proyecto de esta envergadura, que haga que los residuos se procesen en Chubut es señal de que estamos avanzando fuertemente en esto”.

Actividad productiva

El Frigorífico AGROTRES de Dolavon busca adaptarse a las exigencias ambientales vigentes haciendo a su actividad sustentable apostando a la implementación y puesta en marcha de dos procesos adicionales.
En primer lugar, la producción y elaboración de grasa industrial, a partir de los residuos sólidos de la faena de hacienda bovina, ovina y porcina y otra línea de producción y elaboración de grasa comestible, apta para consumo humano, a base de grasas y sebos provenientes de la faena de las mismas especies mencionadas.
Dicha inversión no sólo generará un salto de calidad ambiental para esta industria sino nuevos puestos de trabajo a partir de un mayor agregado de valor al proceso.

Gobierno de Chubut