San Antonio Spurs logró una buena victoria en el AT&T Center de Texas ante Brooklyn Nets por 117 a 114 para mantenerse firme en zona de playoff.

Los conducidos por Gregg Popovich, producto de este triunfo, aparecen en la quinta colocación de la Conferencia Oeste (31-22). La visita, por su parte, aparece en el sexto lugar del Este, con un registro de 28.25. La figura de los locales fue Derrick White, con 26 puntos, 3 rebotes, 6 asistencias, 1 robo y 2 tapas.

Sin embargo, una de las acciones más destacadas -e insólitas- del partido se dio promediando el primer cuarto, cuando una invasión de murciélagos obligó a los árbitros a detener el partido. Mientras los basquetbolistas corrían para alejarse de los mamíferos, los relatores y el público pedían por la presencia de Manu Ginóbili.

Ese pedido se debe a que en una oportunidad, en un cotejo ante Sacramento Kings, el bahiense atrapó con su mano a un murciélago que ingresó al campo de juego, lo que despertó una ovación de los presentes.

“Tengo como un millón de inyecciones para la rabia. Tengan cuidado, la rabia es una peligrosa enfermedad. Me las tuve que dar porque hablé con muchos especialistas. Tengo 12 aplicaciones de la vacuna en mi cuerpo ahora. Así que creo que voy a estar a salvo, pero no es algo divertido para hacer. Así que chicos no hagan esto en sus casa. No agarren murciélagos, no los aplasten. Tampoco hagan nada con los mapaches porque si no les pasará lo mismo que a mí”, expresó Manu en aquel momento.

Manu Ginóbili, que se retiró de la actividad profesional tras 16 temporadas en San Antonio Spurs, regresará a su ex casa el jueves 28 de marzo para la ceremonia en la que retirarán la camiseta número 20. Será tras el enfrentamiento ante los Cleveland Cavaliers.