Miles de personas salieron el fin de semana a las calles de Caracas y otras ciudades de Venezuela para manifestarse por el momento político que vive el país. En otros países como Colombia, Chile, Argentina, Costa Rica, Estados Unidos e Italia también hubo manifestaciones.
Una parte de los marchantes salieron a mostrar su apoyo a Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, quien el pasado 23 de enero de proclamó «presidente encargado» de Venezuela.
Pero al mismo tiempo también se tomaron las calles los simpatizantes de Nicolás Maduro, quienes el pasado 2 de febrero celebraron el 20 aniversario de que Hugo Chávez asumiera como presidente de Venezuela. Las marchas ocurrieron luego de dos intensas semanas en las que los opositores liderados por Guaidó han presionado para que Maduro abandone la presidencia. Su posición es respaldada por Estados Unidos y 12 países latinoamericanos integrantes del Grupo de Lima. La Unión Europea, a su vez, ha hecho un llamado para que se convoquen elecciones. Maduro, por su parte, mantiene su posición en el poder y cuenta con el apoyo de Rusia, China, Turquía, Nicaragua, Cuba y Bolivia. Los militares también mantienen su apoyo a Maduro, con algunas excepciones. “Yo soy presidente de toda Venezuela, de la Venezuela de verdad y vamos a seguir gobernando todos los días”, dijo Maduro ante la multitud que lo acompañaba en la Avenida Bolívar.
Minutos antes Guaidó se había dirigido a sus seguidores en otro punto de la ciudad, en el Paseo Las Mercedes: “Vamos a seguir en las calles hasta que logremos la libertad, el cese de la usurpación”, sostuvo ante los presentes.