Se trata del hombre que fue condenado a 13 años de prisión por intentar asesinar a su hijo de 3 años, quemando la casa donde ambos se encontraban.

La revisión de la prisión preventiva que viene cumpliendo R.J.M. (cuya identidad se reserva para no revictimizar a la criatura afectada, cuyo agresor fue su propio padre) fue confirmada ayer por un tribunal colegiado que realizó el acto de oficio, tal como ocurre con todos los condenados cuyas sentencias no se encuentra firmes.

En ese caso, la condena de 13 años obtuvo el doble conforme el 28 de febrero, día en el que la Cámara Penal de Comodoro Rivadavia confirmó la sentencia de grado en todos sus términos.

Ayer, el tribunal revisor fue integrado por las jueces Gladys Olavarría y Mónica García. El Ministerio Público fue representado por el fiscal general, Adrián Cabral, mientras que el condenado estuvo asistido por el defensor público, Esteban Mantecón.

En ese marco, Cabral recordó que el 25 de octubre de 2017 se realizó el control de detención y apertura de la investigación y allí R.J.M. fue imputado por el delito de “tentativa de homicidio doblemente agravado por haber sido cometido a su descendiente y por un medio idóneo para crear un peligro común”.

El imputado fue detenido en Buenos Aires y al culminar la audiencia se le dictó la prisión preventiva en base a los peligros de fuga y entorpecimiento. El debate se realizó el 12 de septiembre del año pasado y luego de ser declarado penalmente responsable se lo condenó a la pena de 13 años de prisión.

Fuente: El Patagónico