Por Trivia Demir

La semana culmina con ribetes de fin de verano, aunque el clima por momentos diga lo contrario, hay como un cierre abrojo en la cabeza social que tiende a marcar sus propias estaciones del año al ritmo del traqueteo escolar, laboral, económico y político.
A nivel de gestiones parece igual. Cada año electoral es como que todas las estructuras administrativas se ralentizan, y fungen al compás de las encuestas, síntesis en general de la percepción social, que es la que menos se equivoca.
A nivel nacional, la alianza Cambiemos no necesita mucha oposición para seguir cayendo en imagen. Con ellos solos les basta. La disparada del dólar y la falta de confianza que genera la política económica criolla en el mercado van haciendo crujir la idea reeleccionista de Mauricio Macri. Internamente, el grueso del radicalismo dijo que no forzará una interna con Macri, pero a los dos días salió a diferenciarse y amagar nuevamente. Todos ruidos que el macrismo puro atempera de manera bestial con fuertes amagues a una posible detención de su ´polo opuesto´ la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Tanto va a ir el agua al cántaro que al final, van a lograr victimizarla lo suficiente como para justificar que perfore el piso del 30%. Un cuco que marcaría definiciones en puerta de los próximos años que vienen, afirman los analistas de las contradicciones duranbarbianas a las que ya nos tienen acostumbrados la alianza gobernante.

El peronismo que falta amasar

Así las cosas, la primera semana del tercer mes deja también ecos del congreso partidario del PJ, donde la intentona de fondo es ´invitar a todos´ los compañeros, incluso los del Frente Federal, a jugar en las PASO. Este clamor se dio sí solo sí con la venia de la propia Cristina.
Ayer, el apoderado del PJ nacional, Jorge Landau, dio sus impresiones del mitin y afirmó que todavía no hay nombres pero pidió volver a ver al peronismo como “un partido del poder”. Reflexionó que “hay que entender al peronismo como lo que siempre ha sido, un partido de masas y de poder. Hoy está en la principal posición de oposición”.
Sobre las presencias fuertes que tuvo el acto como la de Felipe Solá y la ausencia de Sergio Massa, destacó que “los que vinieron se oponen al gobierno y los que no se hicieron presentes no se sentirán cómodos en ese lugar”.
Sin embargo admitió que “todavía falta para elegir los candidatos, los acuerdos políticos nunca se hacen con tanta anticipación. Lo más importante es ponernos de acuerdo en el programa de lo que queremos hacer en la Argentina”, insistió Landau con una mirada experta en definiciones de último momento.
Por su parte, el diputado nacional y precandidato a presidente, Felipe Solá, aseguró que, tras el fracaso de Mauricio Macri en la conducción del país, “Roberto Lavagna es su reemplazo”. Sin embargo, advirtió que detrás del ex Ministro de Economía “no hay un sector del peronismo, sino gente que le tiene terror al pasado y al presente”. Frente a las próximas elecciones, el legislador reconoció que “el kirchnerismo hoy es la facción más importante del peronismo”. En esa línea, reconoció que “Cristina está en juicio como tantos otros argentinos” y puntualizó que de los cuatro juicios que tiene “dos son absurdos: dólar futuro y traición a la patria”.
“Creo que la matriz corrupta de Cristina existió, pero es anterior a ella”, admitió y añadió que “el peronismo tiene una tradición acuerdista”, abonando la idea que se estarían dando muchas condiciones para que se logre el gran frente de unidad del PJ que ambicionan.

¿Y por casa, cómo andamos?

La falta de entusiasmo que ultimamente muestra el electorado respecto a sus preferencias políticas en Chubut, pareciera ser directamente proporcional a las indefiniciones partidarias internas y al variopinto muestrario de candidaturas que ha mostrado cada fracción. Con el lanzamiento de ´Cambia Chubut´ con Gustavo Menna como conductor, el radicalismo histórico volvió a despeinarse de emoción por lo menos en la arenga final en la que se cerró un acto para palpitar ´de sentados´. Mal que pese a los referentes que van por el cambio, el que vino representando la Nación hasta ahora, no acompaña para creer en la propuesta.
Con esto ya son dos de las tres posibilidades de gobierno que tendrá Chubut que ya mostraron sus jugadores. Por su parte Carlos Linares, por el “Frente Patriótico” se lanzará el próximo lunes desde Comodoro Rivadavia. De ahí, falta esperar la interna con Mac Karthy y Burgoa, y ver que sale del enredo peronista interminable que ya perdió fuerza sindical y bastante tropa alineada con el Frente Chubut al Frente de Arcioni-Sastre.

El tema es que mostradas las fichas de todos y cada uno, viene el juego fino en el barro de las operaciones políticas, para afuera pero sobre todo para adentro. Y las principales fisuras que suelen buscarse son los disgustos de propios por candidaturas dudosas o aspiraciones truncas.
En el caso de quien está en funciones, esto se acentúa, porque contar con el ´aparato´ de gestión, tiene sus pro, pero también sus contras. En las huestes de Mariano Arcioni el tejido y destejido se va dando minuto a minuto. Si bien el comodorense logró en tiempo récord adelantar elecciones y consolidar alianzas, sabe que no son suficientes y además de sumar, necesita sobre todo mantener.
El apoyo de varios de sus propios al nuevo intento de la oposición por derogar el decreto de adelantamiento de elecciones, ni bien arrancó el año legislativo, mostró las contradicciones que reinan en el bloque oficialista. Tal como advierte un sitio que canaliza desde Rawson el pulso legislativo, “aunque algunos vieron un papelón del bloque del PJ en la maniobra, frustrada por la negativa del bloque Cambiemos (3) y algunas legisladoras sueltas como Cecilia Torres Otarola, los dieciocho votos eran muy buscados por varios ex oficialistas. Alejandro Albaini, Cristina De Luca y el ex jefe de bloque Jerónimo García ya no reportarían a Casa de Gobierno y tienen como terminal política a Raquel Di Perna, a quien fue a consultar García luego de abandonar la sesión, quien también habría visitado a Gustavo Mac Karthy”, alerta “estiempoderw”.
Según los mentideros, a la par, Zulma Andén, Alejandra Johnson Taccari y Adrián López mantendrían su lealtad al gobernador, junto a Roddy Ingram, próximo jefe de bloque y Cecilia Torres Otarola. Sin embargo, la dispersión legislativa dicen que no le quitó el sueño a Arcioni, ya que para sus adentros sus asesores le murmuran que el año legislativo ya está ´jugado´ hasta después de las elecciones, en lo referido a las decisiones complejas que necesitaba el Gobierno.

Cortado y ´desdasnevisado´

Entre otras cosas, quienes observan los movimientos de un legislativo que cambiará de plano, ya que solo quedaría de este recinto actual el perfume de los referentes de Cambiemos y el de ´Pepe´Grazzini, si los números se dan como para que entren; dicen que es evidente el corte ´por lo sano´ que busca el arcionismo. Ya en esta etapa y con fuerte convicción reeleccionista, los armadores finos del gobernador parece que hicieron todo lo posible para despegarse del todo de la paternidad del fallecido Mario Das Neves, tomando distancia de sus referentes familiares y seculares.
De este modo, el dato sería que no solo se partió el bloque oficialista, sino que el dasnevismo antiarcionista desempolvó el serrucho y empezó a jugar abiertamente con Gustavo MacKarthy. Para sus propios argumentarían que aunque parezca contradictorio, no lo es ya que “el valle siempre fue amigo del valle y el adversario de mi adversario es un amigo”. Una típica idea enrevesada que da fe que efectivamente el núcleo duro Das, estaría atrás.
Dicen que para el dasnevismo antiarcionista y el mackarthysmo un adversario en común sería Adrián Maderna, y alimentan el rumor que el descenlace se habría producido porque fracasaron las negociaciones con Pablo Das Neves por llevar dos candidatos suyos en la lista del intendente. Afirman además que los puestos en el directorio del Banco del Chubut, el que ocupa Das Neves (h) y el que pretendería Jerónimo García que teme que lo dejen de ´garpe´, habrían sido los detonantes finales del corte con Arcioni.
A decir verdad, hay muchos cabos sueltos aún. Y eso es en términos proselitistas y con los escasos tiempos que corren, un verdadero riesgo. Para decirlo en términos domésticos, en tejidos que vienen flojos de base con poca lana y al modo conspirativo de Penélope, mucho de lo que se enlaza de día se desteje de noche. No puede ser de otro modo. Habrá que ver…

Fuentes: LPO, NA, AF, ETDRW, propias