La campaña “Comodoro no come carne”, surgida en la ciudad la semana pasada, tomó rápidamente estado público a nivel nacional y suscitó múltiples repercusiones. El precio de la carne tuvo un aumento muy acelerado en enero y febrero pasado. En el primer bimestre de 2019, con una inflación estimada en el 6%, este producto aumentó casi el 30%. Especialistas dicen que la baja de la oferta y la actualización del impacto de los costos internos en el mercado- se le suma un factor vinculado a los mercados externos más favorables. La exportación de carne aumento casi un 43% interanual.