El Ministerio de Gobierno, a través de la Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV), anunció que se encuentran trabajando en el proyecto de Ley de alcohol cero para todo el territorio provincial. Sumándose de esta manera a las provincias de Córdoba, Santa Cruz, Salta, Río Negro, Entre Ríos y Tucumán.
Al respecto, el director Ejecutivo de la APSV, Leonardo Das Neves, informó que “nos juntamos con el Ministro Massoni y ha decidido volver a impulsar un proyecto de alcohol cero en la provincia. Lo enviaremos a Legislatura para su aprobación, pero es la intención de este Gobierno avanzar en este proyecto que ya rige en varias provincias.
Agregó que “se implementó con éxito en las provincias de Santa Cruz, Salta, Río Negro, Tucumán. Consiste en que todo aquel que conduzca un vehículo no puede consumir alcohol, es la decisión que ha tomado el Gobernador y el Ministro me lo ha instruido”.
El funcionario provincial recordó que “a fines de 2015 teníamos el proyecto para presentarlo, pero los tiempos no se dieron, sin embargo, ahora lo retomamos e impulsaremos”.
Asimismo, el Director Ejecutivo destacó el trabajo que realiza el equipo de la APSV en toda la provincia y señaló que “damos forma a la policía vial, a la implantación de policías en la agencia. Próximamente habrá grandes cambios y mucha presencia en las rutas”.
“Trabajaremos con equipamientos nuevos para altas intoxicaciones, eso en 30 días lo tendremos en la provincia para empezar a hacer tanto controles de alcohol y como de otras sustancias”, finalizó el funcionario.

Factor de riesgo

Las estadísticas locales y mundiales señalan que son miles las personas que mueren en accidentes automovilísticos provocados por conductores que manejan en estado de ebriedad. Muchas otras personas no mueren, pero quedan mutiladas, incapacitadas por el resto de sus vidas. El alcohol es uno de los factores de riesgo que mayor presencia tienen en los accidentes de tránsito. Un estudio de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) reveló que quien bebe antes de conducir tiene 17 veces más riesgo de tener un accidente mortal.
Existen seis provincias argentinas que penan a los conductores particulares que consumieron alcohol antes de manejar. En Córdoba, Salta, Tucumán, La Rioja, Neuquén y Entre Ríos no está permitido tomar ni siquiera un gramo de sustancias alcohólicas.
Brasil, Paraguay y Uruguay son los únicos países con tolerancia cero al alcohol al volante en la región.
Estados Unidos y Canadá, en cambio, fijan a nivel nacional un límite de 0,8 gramo de alcohol por litro de sangre, aunque cada estado o provincia tiene potestad para modificarlo.
En Europa, la mayoría de los países, entre ellos Alemania, Austria, Francia, Bélgica, Italia, Finlandia, Portugal y Holanda, fijan los mismos límites que la Argentina. Sólo seis países europeos adoptaron alcoholemia cero al conducir: Hungría, Moldavia, Rumania, Eslovaquia, Ucrania y República Checa. Estos países están además entre los que más consumen alcohol en el mundo, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Muertes evitables

En la actualidad, los registros oficiales muestran que los siniestros viales son la primera causa de muerte en jóvenes entre 15 y 34 años. Según los especialistas, se debe a la falta de educación vial y de concientización, la escasez de los controles y a la pobre infraestructura vial, entre otros factores.
Según los últimos datos oficiales de 2017 (últimos publicados), en ese año murieron casi 342 mil personas en el país, de las cuales casi 4.700 fueron por “accidentes de transporte”, según denomina el Ministerio de Salud de la Nación (1,4% del total).
El grupo más vulnerable es el que va de 20 a 24 años, donde en 2017 el porcentaje de incidencia de los accidentes de transporte en las muertes llega al 19 por ciento.
La Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), a través del Observatorio Vial, publicó una investigación que procuró establecer un análisis del sistema de creencias que motiva las conductas de riesgo de los jóvenes con relación al consumo de alcohol y la seguridad vial en la Argentina. La conclusión del relevamiento revela un escenario de alarma: «El problema del alcohol al volante no aparece espontáneamente como una preocupación de los jóvenes en el país».

Gobierno de Chubut