La viceintendenta Xenia Gabella se refirió a las actividades realizadas el fin de semana en la zona cordillerana, donde la proyección de la película “No me mates” en Esquel y Cholila, volvió a poner en la mesa de discusión el avance y el retroceso en materia de políticas de género a nivel nacional.
La victimización y la revictimización son algunas de las temáticas a las que Gabella hizo referencia, tras asistir a la presentación, junto a la edil Mariela Williams, del largometraje que narra la historia de Corina Fernández, una mujer baleada por su ex pareja cuando llevaba a sus hijos al colegio, en el marco de un hecho que tuvo una importante trascendencia a nivel nacional en el año 2009.
Una década después, y coincidiendo con la celebración del Día Mundial de la Mujer Trabajadora, la tasa de femicidios en el país superó los cuarenta hechos.

Proyección y debate

En diálogo con El Diario, Gabella contó que “la Mesa Interpoderes tiene varias comisiones a través de las cuales se organiza, nosotros participamos del momento en que se firmó el Decreto de su creación en Rawson, años atrás, y quedamos en contacto, por lo que he vuelto a participar en otras oportunidades” y agregó que “en este caso, nos invitaron a concurrir en Esquel a la presentación de la película ‘No me mates’, con su protagonista; estaba allí Corina Fernández”.
Sobre este punto, relató que “fuimos con la concejala (Mariela) Williams y estuvimos en la presentación que hizo la Mesa Interpoderes, en conjunto con la Dirección de la Mujer de la Municipalidad de Esquel, además de que participamos del posterior debate”.

Un solo caso, ochenta denuncias

A su vez, Gabella sostuvo que “es una película de alto impacto, Corina es una mujer que fue baleada por su marido disfrazado, en la puerta de la escuela, a las ocho de la mañana, cuando dejaba a sus hijas; recibió tres impactos y sobrevivió a ellos, pero lo más sensible de esto, y lo que nos lleva a la reflexión, es que en el medio de todo ello, transcurrió un año y medio donde la Justicia lo había sancionado al sujeto con la prohibición de acercamiento; sin embargo, ella tuvo que hacer ochenta denuncias por su acoso, y así y todo no tenía respuesta de la Justicia”.
Esto último “es real, están todos los documentos; que nadie se enoje, porque esto pasa”, remarcó.

Abordaje de la temática

Durante el debate, “se hablaba de la revictimización de la mujer en este caso, con algunas conclusiones muy interesantes, donde se planteó la cuestión de que en realidad hay dos víctimas; el hombre y la mujer”, comentó, agregando que “ambos son víctimas; la mujer, porque es agredida, y el hombre, porque es producto de, seguramente, una vida que no le ha permitido otra opción, con alguna familia disfuncional o situación que produce este trauma”.
El encuentro “fue muy positivo, y al día siguiente se presentó la película en Cholila, nosotros no nos quedamos pero sí fuimos a una reunión antes de ello, que organizó el intendente, en la cual también estaban Corina e integrantes de la Mesa Interpoderes; también, había allí compañeras del SEyOM (Sindicato de Empleados y Obreros Municipales), y lo que allí se planteó fue ‘qué se estaba haciendo’, desde los distintos poderes del Estado, no solamente en Cholila sino en Madryn, por ejemplo, respecto de la violencia de género”.

Herencia violenta

Además, la Viceintendenta expuso que “fundamentalmente, se señaló lo relativo a no dejar de luchar por los derechos y de comenzar a trabajar, quizás, en metas más cortas, algunas normativas y otras acciones que pueden hacer los departamentos ejecutivos, que tienen que ver con contener la situación” y “también pensando que dicha situación se origina, muchas veces, en el tiempo; no solamente en la relación hombre-mujer, sino también en una relación previa que seguramente ha pasado la mujer y el hombre violento, en sus vínculos anteriores, ya sean familiares o de pareja; fue un muy productivo fin de semana”, concluyó.

La “Ley Brisa” en Patagonia

En este contexto, recientemente fue aplicada por primera vez la ley nacional que beneficia a menores de edad cuyas madres fueron víctimas de femicidio.
La gestión fue realizada por la oficina de Anses en Río Gallegos, cuya titular, Daniela D’Amico, explicó que “quisimos iniciar el trámite en el Día de la Mujer para seguir concientizando en contra de la violencia de género y el acceso a la línea 144 para pedir ayuda”.
Consecuentemente, “la niñita que quedó sin madre y sin padre, recibirá el equivalente a un salario mínimo hasta la mayoría de edad”, anticipó, agregando que “si bien la nenita está a la guarda de sus abuelos, lo que tiene la Ley Brisa es que protege a los hijos de las víctimas de violencia de género y no es incompatible con ningún otro beneficio”.
Romina, madre de la niña cuyo padre está preso, fue asesinada por su este último en 2016; en un caso que conmocionó a la opinión pública porque el femicidio fue adelante de la bebé y el homicida, luego de incendiar la casa, se escapó con la criatura hasta que fue detenido a unos 270 kilómetros al norte de Río Gallegos, en Comandante Luis Piedrabuena; actualmente, cumple prisión perpetua desde que fuera condenado, en marzo de 2018.

Municipalidad de Puerto Madryn