En un nuevo procedimiento llevado a cabo por la División Drogas Peligrosas de la Policía Federal Argentina (PFA), hoy a cargo del comisario Germán Morales en Madryn, durante la tarde del jueves se realizó un procedimiento en el barrio La Lomita, precisamente en las inmediaciones de las calles Santa Fe y Domecq García, donde los agentes secuestraron droga y dinero en una importante suma en efectivo.
Los uniformados arribaron al lugar y constataron que allí había una plantación de marihuana, en el marco de un espacio que era utilizado como “punto de venta” y desde el cual dos niñas menores de edad, de 13 y 15 años respectivamente, se dedicaban a la “compraventa” de cannabis sativa.
A pesar de la corta edad de las niñas, se trata de un dato que no habría llamado la atención de los investigadores, considerando que las últimas investigaciones por el delito de narcomenudeo arrojaron detenidos de muy corta edad, algunos de los cuales no llegaban a sobrepasar los 20 o 25 años; evidencia de que dicho sector etario es el más pasible de ser “cooptado” por los grandes distribuidores.

Vendían por redes sociales

El lugar ya venía siendo vigilado desde hacía tiempo, y en el marco de la investigación, surgió un dato llamativo para las autoridades: las dos menores que se dedicaban al narcomenudeo, utilizaban las redes sociales para comercializar la droga que cultivaban en el lugar.
Una vez que los federales arribaron al domicilio en cuestión, constataron que en el mismo vivían los padres de las jóvenes y que en el lugar había unas veinte plantas de marihuana de aproximadamente dos metros de largo, además de frascos con ‘cogollos’ y un galpón armado para tal fin.
También, incautaron 200 mil pesos argentinos en efectivo, los cuales el propietario de la vivienda no podía justificar, ya que dijo dedicarse a las “changas”; no obstante, la investigación había arrojado que, en el tiempo en que el domicilio fue monitoreado, el individuo no había realizado ningún trabajo.

Sin detenidos

Por infracción a la Ley de Estupefacientes 23.737, intervino el Juzgado Federal 2 y se imputó tanto a la pareja como así también, a sus dos hijas.
A su vez, intervino en el procedimiento el área de Derechos del Niño de la Municipalidad de Puerto Madryn, con el objetivo de abordar la situación de las menores, que con tan sólo 13 y 15 años se dedicaban al narcomenudeo.
Ninguno de ellos fue detenido y finalmente los agentes incautaron la totalidad de la plantación de marihuana, los ‘cogollos’ y otros elementos de interés para la causa, así como también computadoras y teléfonos celulares que se encontraban en la vivienda.

Los “ejércitos” del narcomenudeo

De este modo, una vez más el circuito del “narcomenudeo” en Puerto Madryn volvió a arrojar precisiones respecto de un flagelo que, aparentemente, posee “puntos de venta” en distintos sectores de la ciudad.
Si bien la edad de las menores resultó llamativa, lo cierto es que la mayoría de las personas que fueron detenidas o demoradas en los últimos meses por comercialización de estupefacientes, en mayor o menor medida, resultaron ser jóvenes entre los 16 y los 25 años; basta remitirse con la causa que tiene como detenidos a seis integrantes de una banda de “skaters”, sindicados como los autores materiales de los homicidios de Héctor “Pato” López y Federico Lomeña, ninguno de los cuales sobrepasa los 25 años, incluyendo un menor de 16 que está alojado en el COSE.

Todos jóvenes

Las posteriores detenciones ligadas al mismo tipo de mecánica de venta de drogas y a partir de investigaciones realizadas por la Justicia Federal, arrojaron detenidos de muy corta edad, en su mayoría jóvenes de clase media que, bajo la premisa de “ganar mucho dinero en poco tiempo”, se iniciaron en la comercialización de drogas, principalmente marihuana, integrando auténticos eslabones de un circuito aún mayor, con ramificaciones en otras provincias, según los datos expuestos en las últimas causas.

Municipalidad de Puerto Madryn