Los docentes de Santa Cruz anunciaron que el próximo lunes realizarán un paro de 24 horas y que denunciarán al Gobierno provincial en la Organización Internacional del Trabajo (OIT) luego de la decisión del Consejo Provincial de Educación (CPE) de abrir sumarios y apartar de sus cargos a dos mujeres integrantes de la comisión directiva y congresales de Asociación Docentes de Santa Cruz (ADOSAC).
La decisión del CPE afecta a las docentes María Ávila y Pamela Paredes, quienes participaron de la protesta realizada cuando se otorgaban los cargos en la denominada «subasta».
La secretaria general de ADOSAC, Delfina Rivas, aseguró que «ésta es otra de las arbitrariedades de este CPE que lo único a lo que se dedica es a perseguir y extorsionar docentes».
Denunció que «muchas de esas compañeras que protestaron son sostén de familia y no están incluidas en los listados. Es decir que no van a poder acceder a la fuente laboral» a partir de la decisión de las autoridades de otorgar 3 puntos más en el orden de mérito a quienes no falten por la resolución 066 por presentismo, añadió.
Agregó que en la vecina provincia “estamos pasando por un momento triste. Algo nunca visto en años lo que nosotros hemos vivido con estos listados. Es realmente vergonzoso».
El abogado del gremio, Enrique Papas, anticipó que van a tomar medidas judiciales, en el marco de la tutela sindical que tienen las trabajadoras sumariadas, por lo que «es total y absolutamente ilegal, además de inconstitucional» lo actuado por las autoridades.
«El próximo lunes estaremos presentando una nueva denuncia ante la OIT, ya que en la anterior nos fue bien, y una querella por práctica desleal ya que han atacado la ley 23.551. Vamos a denunciar ante los organismos internacionales el trato discriminatorio contra la mujer», añadió.