Adecco Argentina realizó un estudio entre más de 3800 casos sobre el impacto que tiene el aumento del transporte público en el viaje de los argentinos al trabajo. Según revela la encuesta, el colectivo sigue siendo el elegido por la mayoría de los argentinos (57%). Sin embargo, comparando con el mismo estudio realizado en octubre del año pasado, aumentó el número de argentinos que eligen ir al trabajo caminando (19% vs. 15%) o en bici (9% vs. 8%), dos opciones que no tienen costo. Por su parte, el subte es elegido por el 17% y el tren por otro 14%, seguido por otros que se inclinan por la moto (8%), tomar un taxi (4%) o ir en combi (2%). Es importante aclarar que muchos argentinos utilizan más de un transporte público para llegar a su trabajo.
El estudio realizado por la consultora Adecco Argentina, muestra cómo impactan los aumentos del transporte público en el trabajador, y revela que ha sido significativo en todo el país.
Chubut no es la excepción, la quita de subsidios y el consecuente aumento en el servicio de transporte ha impactado no sólo a los usuarios, ha provocado conflicto financiero a las empresas, y ha puesto en jaque al Estado Provincial y los municipios que deben aportar soluciones.
Precisamente en las últimas horas, se logró destrabar el conflicto suscitado en el servicio del transporte interurbano en la provincia, y en los servicios de las ciudades de Trelew y Rawson que también se vieron afectados por la imposibilidad de las empresas de abonar los salarios. El Gobierno provincial debió pagar lo adeudado a las compañías de transporte ya que sin esos fondos, no lograban pagar los haberes a sus empleados.
Tras la quita del subsidio al transporte, se registraron aumentos en diversas localidades. Por caso en Puerto Madryn, el boleto pasó de un valor de 16,90 a 22 pesos, en Trelew de 13 a 19 pesos, y en Comodoro ya anticipan un valor de 30 pesos el boleto urbano a partir de mayo. En tanto que para el servicio interurbano se esperan aumento de tarifa que rondaría el 20 por ciento.

El impacto del aumento

Clic para Ampliar

Según revela la encuesta de Adecco, 7 de cada 10 argentinos no considera correcto el valor del transporte público, cree que es injusto y se consideran afectados por el mismo.
Los trabajadores cada vez gastan un porcentaje mayor de su sueldo para viajar. El 27% gasta aproximadamente un 10% de su salario (vs. 24% del estudio anterior realizado en octubre de 2018), mientras que un 26% gasta el 5%, seguido por el 18% que gasta un 20% y un 11% que gasta el 25% o más. Otro 18% decidió no contestar la pregunta.
Luego de los aumentos en el transporte público, 4 de cada 10 argentinos decidieron cambiar el medio en que viajaban. En octubre del 2018, el promedio era sólo 2 de cada 10.
Al preguntarles a qué transporte decidieron cambiar por el aumento, el 20% eligió caminar y el 11% la bicicleta, el 12% eligió el colectivo y el 3% el subte.
Consultados acerca de si las empresas en que trabajan colaboran en mitigar los aumentos, 7 de cada 10 encuestados admiten que no reciben ningún beneficio por parte de las empresas en las que trabajan. Sólo el 13% de los encuestados sostuvo que cuentan con estacionamiento para su vehículo, un 7% tiene bonos adicionales por viáticos y sólo al 2% les brindan servicio de combi o micro.

Tiempo y servicios

La cercanía y el tiempo que se tarda en llegar al trabajo es fundamental para muchos y una prioridad al momento de elegir un empleo. En base a este dato, el 30% de los encuestados tarda de 30 a 45 minutos, el 24% de 10 a 15 minutos, el 22% de 15 a 20 minutos, el 17% entre 1 hora y 1 hora y media, y sólo el 7% más de 1 hora y media.
En cuanto a la forma de entretenerse durante el viaje (muchos eligieron más de una opción), más de la mitad escucha música 53%, un 31% utiliza el celular, ya sea para mirar videos, jugar o actualizar las redes sociales. Además, un 15% lee, un 11% elige dormir y sólo el 10% estudia.
Cuando se consultó si las movilizaciones, huelgas y problemas de tránsito influyeron alguna vez en la pérdida del presentismo, el 24% afirmó que en el lugar en que trabaja no lo pagan, el 38% que nunca lo perdió por estas causas y el 34% cuentan que lo han perdido alguna vez, número que aumentó respecto al mismo estudio realizado el año pasado, en donde sólo el 19% lo había perdido en alguna oportunidad.
En cuanto a los cambios que harían los usuarios al servicio, y con la posibilidad de elegir más de una opción, el 65% mejoraría su frecuencia, el 57% la relación entre el costo y la calidad del servicio, el 34% sumaría aire acondicionado frío/calor a las unidades, el 31% la comodidad y el 17% la simplicidad y la conveniencia de sus recorridos.
Sin embargo, al preguntarles si viajan cómodos, un 44% contestó de manera positiva.
Consultados acerca del transporte que elegirían, el preferido es el auto para el 39% de los encuestados, seguido por el colectivo (14%) y el subte (13%). Para sorpresa de muchos, la bicicleta fue elegida por un 13%, después ir caminando (11%) y el tren (9%).

Discapacidad y transporte

Casi la mitad de los encuestados (49%) cree que el transporte público en el país no es amigable con las personas que sufren alguna discapacidad. En tanto, el 36% admite que algunas formaciones lo son, y sólo el 14% respondió de forma positiva.

Gobierno de Chubut