Los Juegos Nacionales de Playa, en su 4ª Edición, se disputaron de manera exitosa en la ciudad de Puerto Madryn, certamen donde los distintos seleccionados y deportistas chubutenses, representaron a la provincia de gran manera.
Entre las importantes actuaciones de los anfitriones, estuvo lo realizado por el beach handball, donde el masculino jugó la final y fue subcampeón, mientras que el femenino se ubicó entre los diez mejores equipos del país.

Medalla de Plata para el masculino

El Beach Handball en los Juegos Nacionales de Playa, tuvo gran actuación en su 4ª edición disputada en Puerto Madryn, más aun en la rama masculina, donde los muchachos comandados por Silvia Sandoval llegaron a la final de la competencia jugando ante Provincia de Buenos Aires.
Los chubutenses, disputaron por tercera oportunidad la definición por el título de campeón, pero cayeron en la definición por shoot out ante sus pares bonaerenses, en un cotejo que estuvo plagado de emociones y paridad en el juego.
La entrenadora, Silvia Sandoval, comentó acerca de encuentro que “la verdad que no teníamos planeado llegar a shoot out. Tuvimos mucha oportunidad para quedarnos con el partido y no lo pudimos definir. Igual estamos contentos por haber llegado a la final. sabemos que tenemos un equipo fuerte”.
Sandoval, continuó analizando, a la vez, que “fue una final muy pareja y ante un equipo tan fuerte y de tanta experiencia, con jugadores de Selección que entrenan semanalmente, lo nuestro es muy meritorio. Estoy muy contenta con los chicos. Más allá de que compartimos este dolor por la derrota, estamos muy contentos con el trabajo, se dio pela hasta el final, no dimos por perdida ninguna pelota. Arrancamos el set abajo, lo pudimos remontar y cerrar el set muy bien. Los shoot out es un partido aparte, es como empezar de cero. Se nota ahí las exclusiones, como dos jugadores que teníamos afuera y que no pudieron tener su tiro” .
“Toda la gente que presenció el partido, se dio cuenta del nivel de juego en Chubut” , reconoció Silvia.
La coach, explicó con gran satisfacción acerca de sus dirigidos que “esta es la tercera final con el equipo. La primera la ganamos en Concepción del Uruguay, el año pasado jugamos en Rosario y perdimos por shoot out con Buenos Aires y esta era la tercera. Tres finales ante Buenos Aires, estamos entre los mejores equipos del país. Es muy meritorio”.
Sin embargo, la entrenadora reconoce los puntos flacos del beach handball en Chubut, al decir que “la diferencia clara con Buenos Aires, es que en nuestro caso, solo entrenamos en verano, por las condiciones climáticas. No tenemos canchas artificiales tanto en Trelew como en otras localidades, dependemos solo de las actividades del verano y eso nos condiciona mucho” .
Pero Silvia, es optimista y está convencida de que este es recién el comienzo de la práctica de esta disciplina en nuestra provincia y que el crecimiento está asegurado: “esta disciplina va en crecimiento, hay mucha gente comprometida con esta actividad y no es fácil gestionar los espacios, pero hay una intención clara y de todos para seguir creciendo”.
Por último, Sandoval afirmó que “el equipo es bastante joven, vamos a seguir trabajando y tratando de formar una nueva camada, para que vaya trabajando y por tener recambio si es necesario. El objetivo principal es seguir mejorando”.

Femenino, entre los mejores diez

Por parte de la rama femenina del Beach Handball, el entrenador del equipo, Pablo Maciel y sus jugadoras Sofia Dragonetti y Paula Picone, analizaron no solo el presente de la disciplina, sino tambien lo que ha sido la cita nacional y cuáles son los proyectos para la actividad.
Consultado por tener la posibilidad de jugar como anfitrión, Maciel comentó que “la sensación es muy linda, es lindo jugar acá. En nuestro deporte siempre tenemos competencias afuera y ahora jugar en casa con la gente, el público, nuestra playa, nuestro paisaje, es lindo, se disfruta mucho. Es lindo que haya mucha gente viendo el espectáculo”.
Su jugadora, Paula Piccone sumó a la vez que “está muy bueno que cada vez haya más gente que se interese por nuestro deporte, el año pasado había gente que no sabía que era el beach handball, no sabían ni siquiera si eran las mismas reglas o no y ahora hay mucha gente que se suma que nos dice que buen giro, que buen fly”.
Dragonetti, en tanto, se alegró al decir que “es muy lindo que la actividad llegue al sur, que por ahí antes no era tan conocido y ahora la gente se va sumando. Incluso en Madryn hay una cancha, a los chicos les gusta, lo ven como algo lindo”.
El entrenador Maciel, valoró lo realizado por sus dirigidas a lo largo de los Juegos, al decir que “la mayoría de los equipos tienen jugadoras de Selección, es una situación que nos tocó por sorteo (jugar ante la Selección de Ciudad de Buenos Aires), pero siempre pensamos que con el trabajo que veníamos haciendo desde hace años, se nos dará una oportunidad para estar entre los diez mejores”.
En cuanto al presente del Beach Handball en nuestra provincia, Maciel analizó que “en el Valle, Puerto Madryn y Playa Unión, son las ciudades que más aportan a nivel provincial, ahora está rada Tilly, en Esquel están incursionando en el handball, la verdad que van creciendo de a poco. Madryn y Playa Unión son las que van trabajando desde hace un tiempo, se nota porque toman experiencia partido a partido , torneo a torneo y ese es el resultado de poder armar un equipo competitivo como el que tenemos”.
Estos Juegos Nacionales, además de significar competencia para sus participantes, es una buena oportunidad para el público de conocer disciplinas que aún no tiene mucho conocimiento, sobre lo cual Sofia Dragonetti explica que “lo bueno que tuvo los Juegos, la gente lo vio, le gustó, se enganchó. La idea del beach handball es un show donde se busca sumar con giros, con fly, es algo muy distinto”, sumando su compañera Paula Piccone que “es un deporte que atrae mucho más. Los tiempos son más cortos, la gente no se distrae tanto, es muy dinámico”.
Incluso durante los Juegos, Paula señala que “después de un partido, jugamos un partidito con niños y gente que quería intentar un giro, un fly…”, sumando al respecto el entrenador Pablo Maciel que “ayuda mucho que en Puerto Madryn, está Tamara Quiroga que ella hace tiempo está pelándola con la escuelita sumando chicos, es la referente de la ciudad , suma mucho chicos y está bueno porque su escuelita nos acerca a nosotros con el deporte hacia los niños”.
Por último, en cuanto a objetivos, Dragonetti mostró su ambición y su convencimiento para seguir creciendo en el beach handball: “mi principal objetivo es seguir especializándome en mi rol defensivo, que es lo que me encanta y seguir creciendo en eso, tratar de seguir en el equipo y seguir peleándola”; mientras que Piccone destacó que “yo tengo la oportunidad de irme en invierno a Europa a jugar un par de Torneos, seguir mejorando y progresando, intentando dar lo mejor para la provincia”.
“Como profes, como Chubut, es lograr que crezca el deporte, tanto en femenino como masculino, incluir a muchos chicos, trabajando en las bases con los más niños, nos dará proyección. Este año queremos aprovechar las canchas de Madryn, Esquel, Playa Unión y Rada Tilly. Dependemos de lo climático, pero cuando empiece la temporada en septiembre, comenzar a meternos a las canchas en la playa”, finalizó el coach Pablo Maciel.

DXTV