Con un promedio del orden de los 7,5 dólares por kilo, la lana rionegrina alcanza un valor nunca visto. “Este valor duplica el precio histórico, por lo que es muy favorable para el sector”, señaló el secretario de Ganadería de Río Negro, Tabaré Bassi.
“Esto se suma a la recuperación paulatina el stock, que se había caído después de tantos años de sequía y la erupción de tres volcanes. Estamos en un proceso muy positivo, con un stock que se va consolidando y con precios muy altos”.
Este año, el alza en el mercado de la lana no se debe a una mayor demanda, sino básicamente a una menor oferta por parte de producción proveniente de Australia, y a que “está jugando fuerte el mercado de China, que hace que las expectativas sean buenas para la consolidación del precio”, explicó Bassi. Sin embargo, “es difícil saber a ciencia cierta si se a mantendrá en el tiempo. Los análisis que se están haciendo indican que, por unos años más, vamos a tener buenos precios por lo tanto es el momento en el que debemos sacar provecho de esta situación y hacer las inversiones en los establecimientos, que siempre recomendamos hacer para mejorar nuestra producción”.

Río Negro apuesta al cooperativismo y venta conjunta

En los últimos 15 años distintas instituciones ligadas a la producción trabajaron para la consolidación del sistema cooperativo como opción para mejorar los precios obtenidos por cada pequeño productor. La realidad de Río Negro es que el 90% de sus productores ovinos, tienen menos de 350 ovejas, es decir que son productores de agricultura familiar, con un perfil socio-económico pequeño. “Este sector generalmente no tiene la documentación necesaria para poder acceder a los beneficios ofrecidos por lo que debemos canalizar los mismos a través de la cooperativas”, agregó el funcionario.
La consolidación de las cooperativas en la región “permitió que el pequeño productor haya dejado de comercializar directamente al mercachifle – que era quien luego hacia la diferencia en la venta de la lana- para ahora vender en forma conjunta. El seguimiento técnico por parte del INTA es muy importante y desde el Gobierno Provincial les hemos brindado un financiamiento para que los productores puedan recibir algún recurso económico en el mes de diciembre, que es cuando más lo necesitan, y evitar que venda apuradamente su lana. En marzo cuando realizan la venta devuelven ese financiamiento”.
“El último año tuvimos una venta conjunta de 12 cooperativas, que ofrecieron al mercado su lana en forma conjunta y esto le permitió maximizar el precio que pudieron obtener cada uno de los productores”, finalizó Bassi. Esta venta de lana implicó el trabajo de 12 organizaciones de pequeños productores ovinos coordinados por INTA Bariloche, con el acompañamiento de otras instituciones y a través de sus Agencias de Extensión Rural de Bariloche e Ingeniero Jacobacci, para lograr la venta de 220.878 kilos netos de lana sucia por un precio de 1.678.399 dólares.

Chubut reclama medidas

En tanto, el ministro de la Producción de Chubut, Hernán insiste con reclamos a Nación para que la producción ovina y el sector lanero textil también sean incluidos en las nuevas medidas para promover el desarrollo de las economías regionales que, recientemente, anunció el presidente Mauricio Macri.
La producción ovina chubutense es sumamente importante para el sector agropecuario nacional, y también para el sector industrial: el 90% de la lana que se produce en el país se procesa en el Parque Industrial de Trelew. Chubut presentó este reclamo porque considera vital incluir a estos sectores en el nuevo paquete de medidas, fundamentalmente teniendo en cuenta la importancia de estas actividades en cuanto a la generación de riqueza y puestos de trabajo en una región estratégica como la Patagonia.
Los productores chubutenses, además, deben enfrentar en su actividad la desventaja de tener que pagar por zona desfavorable un 20% más de cargas sociales, las cuales sumadas a la presión impositiva limitan y restringen las posibilidades de desarrollo y expansión del sector. Su inclusión en el nuevo paquete de medidas les permitiría, al menos, compensar parcialmente algunas de esas desventajas comparativas.

Gobierno de Chubut