La situación que atraviesa el segmento comercial de Puerto Madryn continúa sumando notas negativas, en el marco de una caída pronunciada del consumo, faltante de dinero circulante y la decisión de muchos empleadores de prescindir de los servicios de sus trabajadores, atentos a los altos costos que implica hoy en día mantener un local de venta al público.
Desde el Sindicato Empleados de Comercio (SEC) llevan a cabo un relevamiento mensual de la cantidad de despidos y renuncias que hay en el sector; sin embargo, la cifra es representativa solamente de aquellos casos donde los trabajadores acudieron al gremio para resolver cuestiones relativas a la finalización de su contrato laboral; otros casos pasan directamente por la delegación local de la Secretaría de Trabajo provincial, mientras que en otro orden, los “retiros voluntarios”, donde el empleado accede a un monto menor a la indemnización y en cuotas, también revisten la categoría coloquial de “despidos encubiertos”.

Disminución de trabajo

Tal es así que, en el rubro del comercio, uno de los más golpeados después del de la industria local, este año hubo, según las cifras del sindicato, unas 28 pérdidas de puestos de trabajo, dos de los cuales fueron renuncias de los empleados, más una “renuncia por maltrato” en el lugar de trabajo.
Los restantes 25 despedidos fueron “sin causa”, es decir, con una indemnización acordada y por decisión expresa del empleador, mientras que casi la mitad de dicha cifra se basó en el artículo 247 de la Ley de Contrato de Trabajo: “En los casos en que el despido fuese dispuesto por causa de fuerza mayor o por falta o disminución de trabajo no imputable al empleador fehacientemente justificada, el trabajador tendrá derecho a percibir una indemnización equivalente a la mitad de la prevista en el artículo 245 de esta ley. En tales casos el despido deberá comenzar por el personal menos antiguo dentro de cada especialidad”, reza el texto del artículo.

El año comenzó con 8 despidos

Concretamente, para el mes de enero, de acuerdo a lo relevado por Comercio, hubo un total de 11 pérdidas de puestos de trabajo, dos de ellas por renuncias de los propios empleados, más una empleada que renunció por “maltrato”, aunque no trascendió si la misma luego inició acciones legales contra su empleador.
Al mismo tiempo, un empleado de una tienda de artículos para el hogar, con cinco años de antigüedad, fue despedido sin causa; bajo la misma categoría de desvinculación, fue cesado de sus funciones un trabajador de un kiosco céntrico y otro de un local de grandes dimensiones que se dedica a la comercialización de tecnología y electrodomésticos, ubicado en el corazón de la zona céntrica de la ciudad.
Los otros cinco despidos “sin causa” correspondían a una empresa de limpieza, y se hicieron efectivos el primero de enero de 2019, un “año nuevo” problemático para el sector.

Por “goteo”

Para febrero, los nueve despidos que hubo en el rubro y que fueron atendidos por el sindicato fueron también “sin causa”, es decir que a los empleados los habrían indemnizado, al menos a ocho de ellos.
Uno de ellos afectó a un trabajador con un año de antigüedad en una conocida zapatería de la zona céntrica, otro a una mueblería cuyo propietario fue recientemente procesado por una presunta estafa a la AFIP; el tercero, un empleado de una empresa de vigilancia que cumplía funciones hacía un año, y el cuarto, un trabajador con 15 años de antigüedad de un bróker de seguros.
Siguiendo con la línea de desvinculaciones, la sexta persona cesada de su puesto laboral hacía un año que trabajaba en un local de indumentaria, a la cual se le sumó un vecino que, desde hacía dos años, se desempeñaba dentro del rubro de frigoríficos.
Los últimos tres despidos para dicho mes alcanzaron a un laboratorio de Puerto Madryn, donde quedó afuera un empleado de dos años de antigüedad; a una empleada con nueve años de trabajo en una empresa de limpieza, y a un trabajador que no pasó el período de prueba de tres meses en el rubro de las carnicerías.

Siete despidos en un supermercado

Para marzo, teniendo en cuenta que se transita la mitad del mes, la cifra ya se ubica casi en el total de despidos que hubo en todo febrero, para el rubro del comercio y según los casos atendidos por el gremio de Comercio.
En este contexto, una empleada de una joyería fue desvinculada tras no pasar el período de prueba, mientras que cinco empleadas de una de las grandes superficies con presencia en la región patagónica y en Madryn, fueron despedidas; se desempeñaban dentro de la división que otorga tarjetas de descuento a los clientes, una de ellas, desde hacía tres años.
Los otros dos despidos, que constituyen los ocho totales para marzo, se dieron en la misma cadena de supermercados, y los afectados fueron dos trabajadores con 5 y 12 años de antigüedad, que se desempeñaban en dos sucursales de la ciudad.

Municipalidad de Puerto Madryn