El agua hizo estragos en algunas edificaciones antiguas, pero también hizo mella en algunas más modernas, como la Legislatura de Chubut, que una vez más dejó en evidencia la calidad de la obra. En medio del temporal de lluvia que azotó a la región, se registraron goteras en el recinto de la Casa de las Leyes. No es la primera vez, y el personal de mantenimiento del edificio hace lo que puede. Según versiones, el final de obra de la Legislatura nunca se entregó, y se debería a las múltiples fallas en la construcción.