Los asesinatos de Héctor Nehemías “Pato” López y Federico Lomeña, ocurridos en diciembre del año pasado, dejaron a la vista la presencia de varias asociaciones ilícitas dedicadas al tráfico de estupefacientes, frecuentemente integradas tanto por mayores de edad como así también, por menores, muchos de los cuales formaban parte del mismo grupo de pertenencia.
Desde aquél entonces y hasta la fecha, hubo casi una veintena de detenidos en el marco de distintas causas que tramitaron por el Juzgado Federal 2, a cargo de Gustavo Lleral, a la vez que desde la Justicia Federal ya se investigaba, meses atrás de que fueran brutalmente asesinados, a López y Lomeña como integrantes, junto al también fallecido Nicolás Cerrudo, de una red de narcomenudeo con operaciones en la ciudad del Golfo.
Ahora, nuevos allanamientos fueron realizados por agentes federales en distintos barrios de Madryn, y el pasado fin de semana, al menos dos personas fueron detenidas, tras haber sido investigadas unos dos meses por tráfico de sustancias; no trascendió de manera oficial si se incautó dinero, droga o armas.

Tres allanamientos, dos detenidos

Concretamente, sobre las once de la noche del pasado sábado, agentes de la Policía Federal Argentina (PFA) realizaron operativos en dos domicilios de los barrios San Miguel y América, a la vez que prosiguieron con un procedimiento en una vivienda de la calle Fontana.
Los allanamientos arrojaron, en principio, dos detenidos, en el marco de una serie de procedimientos ordenados por el Juzgado Federal 2 de la ciudad capitalina, a cargo del mismo juez que ahora debe investigar los homicidios de López y Lomeña.
El accionar de los uniformados se remontó durante varias horas, al tiempo que los detenidos fueron posteriormente trasladados a Rawson, a disposición del Juzgado y a la espera de ser sometidos a indagatoria.

Podría haber más detenciones

Según trascendió, la investigación llevó dos meses y fue realizada por la Brigada de Investigaciones creada con el fin de combatir el tráfico de estupefacientes en la Patagonia; se trata de la división de la Policía Federal reconvertida a división “antidrogas”, tras la decisión del Ministerio de Seguridad de la Nación, luego de que la ministro Patricia Bullrich visitara la ciudad de Madryn hace aproximadamente dos años.
Al mismo tiempo, fuentes ligadas a la investigación deslizaron que podría haber nuevos allanamientos y detenciones, enmarcados en la persecución a una banda que se dedicaría a la venta de sustancias bajo la modalidad de “narcomenudeo”.

Dudas en las familias

Por otro lado, este lunes se cumplieron tres meses de la desaparición de Héctor “Pato” López, quien fuera días después hallado semienterrado, y con las manos seccionadas, en un predio del Área Natural Protegida “El Doradillo”, a pocos metros de donde su auto había aparecido abandonado el día anterior.
La familia del joven, que tenía 26 años cuando fue brutalmente asesinado, dijo “no esperar nada de la Justicia” y advirtió que “son todos narcos y corruptos”.
Por el homicidio de López, así como también de Lomeña, hay seis detenidos que permanecen bajo prisión preventiva, hasta que se cumplan los seis meses establecidos como plazo de investigación, en el marco de una serie de crímenes que, desde un primer momento, para la Fiscalía exhibieron un evidente “sello narco”.
También, el suicidio de Nicolás Cerrudo y la carta que dejó a su familia, en la que advertía que “esto pasa por jugar con fuego”, encendió las alarmas en el entorno de dichas familias, teniendo en cuenta que varias veces advirtieron que el presunto circuito de narcomenudeo en el que los amigos se encontraban envueltos, podría ser la “fachada” de una estructura mayor, con ramificaciones en otras provincias, entre ellas Mendoza.

Municipalidad de Puerto Madryn