El arrepentido ex funcionario, que se encuentra incluido en el programa de testigos protegidos aunque sigue detenido, afirmó que no tenía poder de decisión como para determinar cuándo se ejecutaban los pagos a las empresas que realizaban obras públicas, agregaron las fuentes.
López fue uno de los cinco imputados que debieron declarar hoy en indagatoria por la supuesta cartelización de la obra pública investigada por el juez Claudio Bonadio y los fiscales Carlos Stornelli y Carlos Rivolo en la causa de los cuadernos.
Otro de los indagados fue el ex gerente de Administración de la Dirección Nacional de Vialidad, Sergio Passacantando, quien sostuvo que a él las órdenes relacionadas con los pagos a empresas por las obras públicas le llegaban desde las oficinas que manejaba López.
«A nosotros siempre nos indicaba José López y su gente de la Oficina de Coordinación de Obra Pública a qué empresas debíamos realizar los pagos con un método que lo entendía él y su gente. López es una persona desequilibrada, mala en trato, te bastardeaba y te denigraba», sostuvo.