Mientras el aumento de los precios en el país no frena, los trabajadores argentinos, a través de sus representantes gremiales, intentan llegar a acuerdos paritarios para que la inflación no se sienta con tanta contundencia en los bolsillos de los empleados y la pérdida de poder adquisitivo no vuelva a ser una constante como lo fue en 2018, donde los asalariados sufrieron un descenso del salario real de entre el 10 y el 12%. Para este año, desde el Gobierno Nacional habían previsto una recuperación de dicho poder adquisitivo, proponiéndose que el mismo iba a cerrar 2019 con un incremento del 2%, aunque la incesante inflación parece que no permitirá que se cumplan los deseos del presidente Mauricio Macri.
En la jornada del martes, varias entidades privadas anunciaron que los precios en 2019 podrían llegar a sufrir un incremento que supere el 35%, mientras que en los dos primeros meses del año la inflación acumulada ya rompió el techo del 7%. De esta manera, teniendo en cuenta que casi ningún gremio logró cerrar paritarias por encima de estas cifras, se podría especular con que el salario real se mantendrá en 2019 o volverá a manifestar un retroceso, como lo hizo el año pasado.
No obstante ello, uno de los sectores que sí logró cerrar un aumento salarial similar a los números en los que podría cerrar la inflación del corriente año es el de la Administración Pública Central de Chubut. Puntualmente, los trabajadores de la ex Ley 1987 cerraron ayer una paritaria del 38% en términos nominales, aunque como la misma se desarrollará en tres tramos la suba salarial acumulada llegará al 43%.
Puntualmente, el aumento para el sector de empleados públicos más numeroso de la Provincia estará dividido en tres partes: en marzo, un 15%; en mayo, un 11%; y en junio, un 12%. Además, se acordó también un aumento en el adicional del ítem de antigüedad, lo que generará una variación positiva sustancial en las jubilaciones del sector. Hasta el momento, cada trabajador de dicha área cobraba 480 pesos por cada año de antigüedad, mientras que luego de lo acordado en la víspera la cifra ascenderá a 920 pesos en marzo y en junio se irá a unos 1.127 pesos.
No obstante ello, vale destacar que en el mes de octubre las partes en cuestión volverán a realizar nuevas paritarias para hacer revisiones de cuál es la situación del salario a nivel nacional.

Situación de los auxiliares

Al respecto de estas negociaciones paritarias, Roberto Cabeda, secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) de Puerto Madryn, se refirió a la situación que están atravesando actualmente los auxiliares de la educación. El dirigente recordó que la paritaria en dicho sector cerró semanas atrás, al mismo tiempo que remarcó que “tuvimos una recategorización, algo que es muy importante”.
“Lo que tenemos es un problema con el Ministerio de Educación por la mala liquidación que viene realizando. A los compañeros y compañeras ingresantes les vienen liquidando mal”. Al respecto, consideró que esta situación se está dando “intencionalmente”, ya que pasa “hace más de 60 días. No podemos entender como nadie está haciendo nada, por lo que nos hemos declarado en estado de alerta y movilización”.

Arcioni: “El conflicto de los auxiliares es una cuestión político-sindical”

A su turno, el gobernador del Chubut, Mariano Arcioni, hablo ayer sobre la medida de fuerza que había sido impulsada por gran parte de los auxiliares de la educación. Al respecto, el mandatario provincial manifestó que “en Chubut hay alrededor de 600 escuelas, en donde sólo 15 de ellas no están dando clases normales por una cuestión político-sindical, que están perjudicando a los niños y a sus padres que quieren ir comenzar el ciclo lectivo como corresponde”.
En el mismo sentido, Arcioni remarcó que “este Gobierno Provincial ha hecho todo el esfuerzo que pudo para cumplir con la palabra y dignificar al trabajador, dándoles el aumento salarial que ellos solicitaron de 43%, hemos dejado de lado la precarización laboral y aplicando la cláusula gatillo”.
“Este conflicto claramente es por una cuestión interna de un sector gremial, en donde no participan tampoco todos los auxiliares, y en donde el Gobierno Provincial no tiene nada que ver, pero sin embargo continúan adelante con esta medida que perjudica a todos los chubutenses”, enfatizó el Gobernador.
A su vez, el mandatario provincial expresó: “Basta de mezclar la gestión y nuestras obligaciones con cuestiones personales y gremiales. Uno como funcionario público debe llamar la razonabilidad y a la coherencia, entendiendo el esfuerzo que está haciendo este gobierno”.

Gobierno de Chubut