Un relevamiento sobre datos registrados en Argentina sobre los denominados “crímenes de odio”, revela que en un año hubo al menos 147 casos. El informe elaborado por la Defensoría del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), indica que en su mayoría se trató de mujeres trans, las víctimas de este tipo de delitos en Argentina durante 2018, ubicando al país en el sexto lugar en Latinoamérica.
Específicamente, el documento elaborado por el Observatorio LGBT de la Defensoría del Pueblo de CABA destacó que en todos estos crímenes “la orientación sexual, la identidad y/o la expresión de género de todas las víctimas fueron utilizadas como pretexto discriminatorio para la vulneración de derechos y la violencia”.
La entidad adelantó que los datos brindados “no son exactos”, debido a que los mismos incluyen “sólo aquellos casos que fueron relevados por los medios de comunicación o han ingresado como denuncias en la Defensoría LGBT”, por lo que se desprende que el número real podría ser altamente superior al expresado. Al respecto, el texto afirmó que estas cifras “permiten vislumbrar una realidad que es, sin duda, mucho peor de lo que sugieren los números”.

Situación global

Según los datos del Observatorio, en todo el mundo, de los 2.115 homicidios reportados entre enero de 2008 y abril de 2016, 1.654 ocurrieron en América Latina, lo que representa el 78% de los crímenes de odio.
En tanto, en la región, de 23 países en América Central y del Sur, Argentina se encuentra sexta en cantidad de muertes de personas trans ocurridas en los últimos nueve años.
Asimismo, el informe precisó que de las 147 personas que sufrieron violencia física (80) y asesinatos (67), 94 de ellas eran mujeres trans (64%), 41 varones homosexuales, 11 mujeres homosexuales y un varón trans, mientras que el 40% de las víctimas tiene entre 20 y 29 años.

“Violencia alarmante”

Al respecto de esta situación, Vanesa Calderón, responsable del Observatorio LGBT de la Defensoría del Pueblo de CABA, explicó que estos crímenes son hechos motivados por “el odio que lesionan derechos, como puede ser el derecho a la vida en su faceta más terrible”. Además, destacó que el informe en cuestión tiene como objetivo “incidir en las políticas públicas” hacia ese colectivo, al mismo tiempo que manifestó su preocupación por la “alarmante violencia que sufren las mujeres trans”.
“Hay un endurecimiento de los discursos de odio y la precarización de la vida, la crisis económica afecta a todos y sobre todo a la población LGBT porque no tienen acceso a las mismas oportunidades”, sostuvo Calderón. Al respecto, cabe precisar que del total de lesiones al derecho a la vida, el 25% de los casos son asesinatos, el 11% corresponden a suicidios y el 64% son casos de muertes por abandono y/o ausencia estatal, destacó el reporte.
Además, el texto indicó que en el 2018 hubo 17 asesinatos cometidos hacia la diversidad sexual, 11 dirigidos a mujeres trans y seis a varones trans, siete suicidios (5 de ellos fueron de mujeres trans, uno de un varón trans y uno de una mujer homosexual); y 43 muertes por abandono y/o ausencia estatal, de las cuales todas ellas fueron de mujeres trans.
En otro orden, en los últimos días también se presentó el informe denominado “Basta de genocidio trans”, elaborado por la Red Lactrans y el Centro de Documentación y Situación Trans de América Latina.
Marcela Romero, coordinadora regional de esa red, dijo en una entrevista con la agencia de noticias Télam que “este informe es un alerta, le decimos al Estado que no se están cumpliendo nuestros derechos. Hay provincias donde no se puede transitar libremente, volvió la represión”.

Gobierno de Chubut