En la ciudad de Puerto Madryn, un joven de 25 años, de quien la Fiscalía solo aportó sus iniciales M.D.P. fue detenido imputado de robo con arma. La detención se produjo en la zona de la rambla luego que le pegaran una paliza por querer golpear a su ex pareja.
El robo ocurrió la noche del sábado, dos personas se subieron al remis, le dieron una dirección al conductor y a mitad del viaje le apuntaron con arma de fuego para robarle el celular y la billetera con 2.300 pesos.
Uno de los delincuentes, identificado con las silgas C.A.O., fue apresado por personal policial a las pocas cuadras. El otro, quien portaba el arma, fue detenido a las horas en la zona céntrica.

Violencia de género y paliza

Según la causa judicial, a la media hora del robo, se hizo presente en la casa de su ex pareja. La noche anterior también había ido a la casa de la joven, con quien se había separado hacía unas semanas luego de una breve relación.
Ella, temiendo la situación que vuelva a ponerse agresivo, había llamado a un amigo. Hubo una discusión, se puso violento y agarró a la chica de los brazos. La situación fue observada por el amigo de la joven y se produjo una pelea.
Cuando llegó la policía, estaba tirado en el piso. La policía lo redujo y observó que portaba un arma de fuego. Se secuestró el revolver marca Colt calibre .38 Special, que habría sido utilizado en el robo al taxista.
Los fiscales del caso, Jorge Bugueño e Ivana Berazategui, dispusieron la formulación de cargos por “robo con arma” y por “portación ilegal de arma de fuego” en relación al segundo hecho. Respecto a la paliza que sufrió, en la audiencia se defendió alegando que la otra persona: “sabía artes marciales”. Quedó detenido por 7 días a la espera de la rueda de reconocimiento de personas.

Municipalidad de Puerto Madryn