Una empleada del Centro de Monitoreo de Puerto Madryn fue imputada por el delito de “hurto”, luego de que se constatara que había sustraído dinero de una billetera que se encontraba encima de un escritorio, en el lugar de trabajo.
El insólito episodio tuvo lugar en un lugar que, ciertamente, se caracteriza por especializarse en el monitoreo preventivo a través de cámaras de seguridad, instaladas en distintos puntos de la ciudad, como así también dentro del propio edificio para garantizar la seguridad de los empleados, algo que la mujer luego acusada de hurto no habría advertido en un principio.
Una vez consumado el hecho, el cual quedó registrado en la grabación y fue luego verificado por el trabajador damnificado, la empleada fue imputada tras la denuncia en Fiscalía, al tiempo que, desde el Municipio, confirmaron que le iniciarán un sumario administrativo para determinar su futuro dentro de la administración local; al mismo tiempo, fue separada de sus funciones de manera preventiva, aguardando que la Justicia avance en la investigación y que el área municipal a cargo del Centro se expida sobre el sumario realizado.

Faltante de dinero

El hecho tuvo lugar luego de que los operadores del edificio, ubicado en 9 de Julio y Bouchard, se retiraran de la sala para que ingresara personal de limpieza.
Una vez que regresaron a sus puestos de trabajo, uno de los empleados advirtió que le faltaba dinero de su billetera, que estaba sobre su escritorio.
Tras verificar el registro cámaras de vigilancia internas, observaron que una de las mujeres que cumple funciones de limpieza dentro del Centro, había revisado la billetera y luego se había guardado el dinero sustraído dentro del bolsillo.

Sumario administrativo

Consecuentemente, personal policial labró las actas correspondientes y la fiscal del caso, María Eugenia Vottero, formuló cargos por el delito de “hurto”.
Sumado a ello, la mujer fue separada de su puesto de trabajo.
El delito en cuestión está reprimido en el artículo 162 del Código Penal por una pena de un mes a dos años de prisión “para el que se apoderare ilegítimamente de un bien ajeno”, y se diferencia del “robo”, ya que en el hurto no se ejerce violencia contra las personas o las cosas. Además, desde el área a cargo del Centro de Monitoreo confirmaron que, además del propio hecho policial que se le endilga a la empleada, le iniciarán un sumario administrativo para determinar su situación dentro de la estructura municipal.

Una acción frecuente

El delito de hurto es uno de los más frecuentemente denunciados, y dentro de la estadística a nivel local y provincial, se constituye como el principal que afecta de manera directa a la ciudadanía.
De hecho, según registros oficiales del Sistema Judicial, en la provincia de Chubut se registraron, tan sólo en 2018, unos 2.137 delitos de hurto, sumados a unos 210 que fueron en grado de tentativa, es decir, que no se consumaron. La cifra de hurtos registrada para el año pasado constituye un 91,1 por ciento de las denuncias de los principales delitos ligados a la seguridad ciudadana.

Municipalidad de Puerto Madryn