Afirman que la ´desdasnevización´ del Gobierno incluiría parte de la estructura del Banco del Chubut, y uno de los nombres que comenzó a rodar la cuesta del recambio, es el del propio presidente de la entidad, Julio Ramírez. El ex contador del siempre vigente ex asesor ad honorem Jorge Aidar Bestene, que supo llevar las riendas de la ´caja grande´ de Chubut. Al parecer, llegó el momento de entregar el bastión al poder de turno, y este sería el próximo espacio a colonizar por el gobernador Mariano Arcioni, si pretende afianzar su proyecto reeleccionista y evitar los ´poderes paralelos´ que hoy le atomizan su aún endeble construcción. Dicen que el tiempo de Ramírez estaría agotado en el Banco y que uno de los nombres que suenan para reemplazarlo surge del propio ministerio de Economía.