El Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa que conduce el senador nacional Guillermo Pereyra decretó un paro de 24 horas desde el lunes a las 20 debido a la muerte de un trabajador en el pozo petrolero neuquino de Rincón de los Sauces y otros tres heridos en otro accidente en Bajo del Choique, en el norte de esa provincia.
Por lo pronto, la medida de fuerza alcanzará a todas las empresas que operan en las provincias de Río Negro, Neuquén y La Pampa. La medida de fuerza incluye además la suspensión de la mesa paritaria hasta la semana próxima.
«La muerte de un trabajador y 3 heridos, uno de ellos de gravedad muestra, claramente, un proceso de relajamiento de las medidas de seguridad por parte de las empresas. No puede ser que con tal de avanzar dejen de lado al trabajador», dijo el secretario General del sindicato.
La muerte del trabajador ocurrió en la mañana de este lunes en el área Aguada del Chivato operada por la empresa Medanito y los tres heridos tuvieron lugar en Bajo del Choique – La Invernada a cargo de ExxonMobil, donde el sindicato también denunció «maltrato hacia el personal».
Pereyra exigió que «se tomen las medidas de seguridad necesarias para garantizar la vida y el bienestar de los trabajadores» y destacó: «Parece que estuviéramos predicando en el desierto porque a las empresas solo les importa cumplir con los tiempos y se hacen los distraídos a la hora de tomar medidas para proteger a los compañeros. Esto no puede seguir así».

Gobierno de Chubut