El piloto rawsense que sobrevivió a un accidente aéreo, Lenard Ibáñez, expuso ante el Municipio un proyecto para establecer un “departamento del quemado y heridas complejas”, dijo al remarcar que el objetivo es “crear un centro de derivación patagónico”, indicó.
Ibáñez, el conductor de la avioneta que cayó en Península Valdés en abril del año pasado se reunió con el Secretario de Gobierno municipal, Nicolás Souza, para explicar la idea que lleva adelante junto a un grupo de médicos de la zona para instalar un departamento del quemado y heridas complejas en la ciudad de Rawson.
“Nuestro propósito es poder instalar un departamento de quemados, para poder tratar emergencias y evitar la derivación de pacientes a Buenos Aires”, expuso.

Experiencia reveladora

El accidente aéreo al que sobrevivió Ibáñez, se produjo a 11 kilómetros de la localidad de Puerto Pirámides, al norte del Golfo Nuevo de Península Valdés. Luego de la fatalidad y durante su recuperación, cuenta un gran testimonio de vida: “Atravesé muchísimas complicaciones y tuve riesgo de vida 4 veces por las heridas y las quemaduras, tuve varios problemas en el sistema cardiológico, la visión, tuve neumonía y quemaduras internas”, contó el piloto.
Luego de haberse estrellado en una estancia, Ibáñez se repuso y logró escapar de la avioneta, caminar siete kilómetros y pedir ayuda con un 40 por ciento de su cuerpo quemado. Después del accidente pasó varios meses recuperándose en un centro de atención en Capital Federal: “Apuntamos a crear un centro de derivación patagónico por el riesgo de vida y los altos costos que implica trasladar un accidentado a la ciudad de Buenos Aires”, relató Ibáñez: “En toda la Patagonia no hay ningún departamento del quemado, y el gasto económico que les genera a las familias hospedarse en la capital del país es muy elevado”, indicó.
“En toda la región Patagónica existen emprendimientos con riesgo importante de pacientes quemados: Barcos, empresas productoras de aluminio, petroleras y la industria minera, hay muchas empresas”-añadió el piloto- “Sabemos que la idea de poner un Departamento del quemado y heridas complejas es muy grande, ojalá la podamos realizar”, finalizó Ibáñez.