El Senado de la Nación convirtió este martes en ley en una votación por unanimidad un proyecto que busca tipificar como delito el acoso callejero en el Código Penal y dio media sanción a otra iniciativa que también incluye como ilícito la violencia política contra las mujeres en sus ámbitos de trabajo.
El objetivo es tipificar la violencia política contra la mujer y castigar conducta con intención de menoscabar, anular, impedir, obstaculizar o restringir el ejercicio político de la mujer, vulnerando el derecho a una vida política libre de violencia y a participar en asuntos públicos y políticos en condiciones de igualdad con los hombres.
La presidenta de la Banca de la Mujer del Senado, la peronista Norma Durango, valoró esta noche la aprobación de las iniciativas y reivindicó la visibilización de las problemáticas sobre la violencia de género.