Este viernes confirmó que se retira de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), a raíz de la crisis del organismo, que se encuentra acéfalo hace más de dos años, pero está dispuesta a «explorar alternativas de integración regional más eficientes y con resultados tangibles para nuestras sociedades».
Así lo informó la Cancillería a través de un comunicado, en el que detalla que «la Argentina denunció en el día de la fecha el Tratado Constitutivo de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), a través de una comunicación dirigida a la República del Ecuador en su calidad de Depositario y una nota detallada al Presidente Pro Témpore de este organismo regional, el Canciller del Estado Plurinacional de Bolivia».
Precisa que «esta decisión fue tomada en el marco de la crisis que aqueja a ese Organismo, manifestada en la acefalía de la Secretaría General por más de dos años, así como una agenda con alto contenido ideológico y muy alejada de sus objetivos iniciales y el desorden administrativo que prevaleció en la organización los últimos tiempos».
«Este diagnóstico sobre la situación de la UNASUR -dice- es compartido por varios países de la región, algunos de los cuales, tal el caso de Colombia, Ecuador, Paraguay y Perú, también tomaron la decisión de retirarse de la Unión».
Sostiene que «al comunicar su decisión a la Presidencia Pro Témpore, la Argentina ratificó su vocación y voluntad integracionista así como su disposición a explorar alternativas de integración regional más eficientes y con resultados tangibles para nuestras sociedades».